Otra oportunidad perdida por el Real Valladolid
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Otra oportunidad perdida por el Real Valladolid

Imagen de un partido disputado en el Tartiere la temporada pasada entre los dos equipos

El Pucela fue mucho mejor que el Real Oviedo, quien aprovechó la única que tuvo para que se cumpliera la ley del ex, pero cayó por 1-0.

REAL OVIEDO: Juan Carlos; Fernández, Verdés, David, Christian; Erice (David Rocha, min. 64), Torró; Susaeta, Linares (Vila, min. 80), Saúl Berjón (Varela, min. 61); Toché.

 

REAL VALLADOLID: Pau; Moyano, Á.Pérez, Guitián, Balbi (Ángel, min. 76); Leão (Jose, min. 86), Jordán, Á.López, Míchel; Villar y Mata (Raúl de Tomás, min. 67).

 

GOLES: 1-0, minuto 15: Toché.

 

ÁRBITRO: Eriz Mata. Mostró la tarjeta amarilla a los locales Saúl Berjón, David Rocha y Juan Carlos.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la Jornada 22 de LaLiga 1|2|3. Más de un millar de aficionados blanquivioletas estuvieron en las gradas del Tartiere.

El Real Valladolid volvió a las andadas en el Tartiere, donde fue mucho mejor que el Real Oviedo. Porque el 1-0 final no reflejó para nada lo ocurrido en un césped en malas condiciones. Juan Carlos, portero azulón, se convirtió en el héroe del partido con sus paradas; mientras que Toché no faltó a la cita para hacer efectiva la ley del ex.

 

La hora de la siesta sentó mal al conjunto blanquivioleta, que salió dormido a jugar. El Real Oviedo, al contrario, entró mordiendo y aprovechando los fallos cometidos por la zaga visitante. Saúl Berjón avisó con un lanzamiento desde el centro del campo que se marchó algo desviado. El intento por sorprender a Pau Torres no era nada descabellado, ya que el balón le llegó tras un mal pase de Guitián.

 

Los centrales no estuvieron nada acertados. Para muestra, el gol azulón. Linares peinó un balón que ganó en un salto, Toché llegó antes y superó a Pau, quien salió un poco tarde. 1-0 a los 15 minutos y el asunto tenía mala pinta.

 

Sin balón y con una defensa demasiado blanda, el Real Valladolid despertó y, al menos, se hizo con el mando del partido. Empezó a llegar al área ovetense y a meter miedo a un Juan Carlos que se acabó convirtiendo en el salvador de su equipo y en el héroe del partido.

 

Jordán cogió el timón en ataque y empezó a mover al equipo pucelano. Villar marcó, aunque el gol no subió al marcador porque el asistente tenía levantado su banderín. Mientras, el Oviedo solo rozó su segundo tanto en un centró de Susaeta que se envenenó y se estrelló en el lateral de la red.

 

Los de Hierro defendieron el 1-0 con uñas, dientes y las paradas de Juan Carlos. Este sacó un disparo lejano de Jordán que a punto estuvo de sorprenderle. El catalán siguió creando peligro. Un balón fuerte al área casi se coló en la meta local tras golpear en un defensa, pero finalmente salió a córner.

 

Otra acción del '19', en la que abrió a la derecha, siguió con un peligroso centro de Moyano repelido por los azulones. Estos necesitaban un tiempo muerto porque parecía que el gol del Pucela estaba cerca. Unos minutos después, Villar se revolvió en el área y soltó un disparo que sacó Juan Carlos con la pierna.

 

La superioridad visitante era clara, aunque sin goles no iba a haber puntos. De nuevo Jordán, en la última de la primera parte, acarició el gol en una falta directa que se marchó al lateral de la red.

 

Villar, ante Juan Carlos

 

SIN GOL

 

No había manera, aunque el Real Valladolid continuó a lo suyo y todo siguió igual tras el descanso. Juan Carlos y la nula puntería hicieron que los de Paco Herrera se marcharan del Tartiere sin un solo punto.

 

El Pucela dominó hasta el final, pero le faltó más claridad arriba. Villar y Mata lo pelearon, pero no se mostraron muy acertados; sobre todo el segundo. La entrada de Raúl de Tomás no dio esa marcha más de otras veces; igual que la de Jose, aunque quizá la de este se produjo demasiado tarde.

 

Mientras, el otro cambio, a pesar de no ser delantero, fue quien la tuvo. Ángel empaló un centro medido de Álex López y la pelota lamió el poste de la portería local. Aunque todavía le quedó otra a un conjunto blanquivioleta que podía estar jugando tres días y no marcar en ninguno. Juan Carlos volvió a ganar la partida a Jordán con una buena -y complicada- parada abajo.

 

Ya a la desesperada, colgando balones, el Real Oviedo pilló a los de Herrera en una contra. El penoso estado del césped del Tartiere jugó una mala pasada a Susaeta, quien remató mal y el balón salió desviado.

 

La derrota hace que el conjunto asturiano supere al vallisoletano. Además, este podría terminar la jornada fuera de los puestos de la promoción de ascenso. Otra oportunidad perdida para afianzarse en esas posiciones ante un rival directo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: