circle

Joaquín Díaz ya tiene su plaza en San Isidro

Coincidiendo con las fiestas del barrio y con el cumpleaños del propio folclorista se ha inaugurado el nombre, tal y como solicitó la Asociación de Vecinos

Joaquín Díaz ya tiene su plaza en San Isidro
Joaquín Díaz (i) y Jesús Julio Carnero (d), en la nueva Plaza Joaquín Díaz. Foto: Rebeca Pasalodos
Rebeca Pasalodos Pérez
Rebeca Pasalodos Pérez
Lectura estimada: 3 min.
Última actualización: 

"No suelen hacerme muchos homenajes", decía Joaquín Díaz este martes, día 14, durante la presentación de la plaza que lleva su nombre. Es extraño que alguien con la trayectoria de este folclorista, fundador de su fundación homónima situada en Urueña y valedor y guardián de la cultura y tradiciones castellanas, no tuviese un reconocimiento en forma de calle en Valladolid.

Algo de lo que se dio cuenta la Asociación de Vecinos Barrio de San Isidro en 2023, lo que llevó a este colectivo a brindarle un homenaje en el marco de las fiestas del barrio, donde le concedió el Premio San Isidro 2023 y, además, a solicitar al Ayuntamiento la concesión del nombre de este impotantísimo músico nacido en Zamora, pero afincado en Valladolid, a una plaza que hasta ahora se conocía como la 'plaza del Centro de Salud'.

Justamente, un año después, de nuevo en el marco de las fiestas de San Isidro, y coincidiendo, además, con el cumpleaños del propio Joaquín Díaz (1947), se ha inaugurado esa plaza con la presencia del alcalde, Jesús Julio Carnero, y de concejales de todos los grupos municipales; representantes de la AAVV Barrio de San Isidro, músicos y vecinos del barrio.

Tras descubrir la placa con su nombre, y cantar el 'Cumpleaños feliz' al homenajeado con música de dulzaina, Díaz ha agradecido al Consistorio y a la Asociación Vecinal en honor de tener su propia plaza. "Echo de menos algo más de información en las placas", apuntaba, Díaz.

"Me paso la vida explicando a los taxistas quién era el Duque de la Victoria o explicando por que la Acera de Recoletos se llama así", añadía. Es cierto que, a menudo, es difícil recordar la importancia de los nombres de las calles. Algo que, aprovechando que a esta plaza se accede por la calle Tórtola, le sirvió para explicar que la tórtola es símbolo de los enamorados, de ahí la expresión "tortolitos". Igualmente valoró estar cerca de la Plaza del Biólogo Valverde, al que también aprecia por su trabajo como naturalista.

Tras un discurso en el que sentó cátedra sobre conocimiento de la cultura local y con música tradicional de la tierra, se cerró el acto y, por fin, Joaquín Díaz ya tiene su plaza prometida en el barrio de San Isidro.


Joaquín Díaz (segundo por la izq.) y Jesús Julio Carnero (c) con miembros de la AAVV San Isidro. Foto RP

Sobre Joaquín Díaz

Joaquín Díaz nació en Zamora en 1947 y se trasladó a Valladolid en 1951 donde cursó sus estudios medios y superiores. A mediados de la década de los años sesenta, y como fruto de su interés por la cultura tradicional, comenzó a dedicarse por completo al estudio y divulgación de la misma, ofreciendo conciertos y conferencias en casi todas las Universidades españolas y otras muchas de Portugal, Francia, Italia, Alemania, Holanda y Estados Unidos. Del mismo modo, dio a conocer la música tradicional en programas de radio y televisión de Europa, Asia y América. En 1976 abandonó las actuaciones en público para dedicarse a la investigación de la cultura popular, especialmente de la Comunidad de Castilla y León.

Ha publicado 70 libros sobre diversos aspectos de la tradición oral: romances y canciones, cuentos, expresiones populares, etc. y más de 500 artículos y ensayos en publicaciones especializadas y de divulgación. Tiene grabados más de 100 discos y, además, ha dirigido y producido otros tantos con numerosos intérpretes y grupos de música tradicional.