El sistema de Viogen registra en Valladolid 4.099 casos de víctimas de violencia de género

En los que llevamos de año la ciudad de Valladolid no ha registrado ninguna víctima mortal, pero existen 513 casos activos de mujeres que cuentan con atención policial de forma activa. 

Desde que inicio el 2016, España registra un total de 16 mujeres fallecidas a manos de de sus parejas o ex parejas. La ciudad vallisoletana se suma a la iniciativa de ayudar a esas víctimas y proporcionar toda la ayuda que sea necesaria. El subdelegado del Gobierno, Luis Antonio Gómez Iglesias habla de “dar un paso más en el marco de las herramientas que socialmente podemos tener institucionalmente”. Avanzar en la lucha contra el maltrato de las mujeres, contra esta “lacra social”.

 

Las medidas llevadas a cabo en Valladolid es la incorporación de 2 dispositivos electrónicos de control de las medidas y órdenes de alejamiento, entre ellas la imposición de brazaletes o pulseras. Además, existen 72 víctimas dadas de alta en el Servicio Telefónico de atención y protección (ATENPRO), lo que supone un incremento del 56,5% respecto al 2015.

 

Durante estos meses, el servicio telefónico 016 ha recibido un total de 221 llamadas procedentes de Valladolid, de las cuales 166 fueron realizadas por la propia víctima, 48 por familiares y el resto, que son 7 por otras personas.

 

Para terminar con estos datos resulta esencial la labor institucional “que permita la coordinación administrativa a través de las nuevas intervenciones telemáticas”, y no olvidar la importancia de la colaboración ciudadana “es una imagen que tenemos que trasladar todos los días allí dónde estemos”, explica Gómez. Es un trabajo de toda la sociedad, aunque las instituciones estén a la cabeza “todos tenemos que poner nuestro granito de arena”.

 

La ciudad de Valladolid cuenta en el servicio de Viogen con 513 casos activos, de los cuales 4 mujeres requieren protección policial. El sistema lleva a cabo una “valoración permanente”, es decir, cada persona tiene su propio seguimiento personalizado y según sus circunstancias “existen diferentes niveles de riesgo”, concluye Gómez.

 

Noticias relacionadas