Acuerdo en la Sociedad Alta Velocidad: Adif asume la variante de mercancías y la ampliación de la estación

La Sociedad Valladolid Alta Velocidad se encargará del resto de actuaciones.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) asumirá el costo de la variante ferroviaria este de mercancías de Valladolid, así como las obras de ampliación de la estación Campo Grande de la capital, mientras que la Sociedad Valladolid Alta Velocidad (SVAV) se encargará del resto de actuaciones englobadas en el proyecto de integración ferroviaria en la ciudad.

 

Así se ha acordado este viernes en la reunión del Consejo de Administración de la Sociedad, donde se ha avanzado en el contenido del nuevo convenio que sus integrantes esperan firmar en septiembre y que contempla un presupuesto en torno a los 300 millones de euros para la realización de 17 actuaciones en el entorno urbano y más de 20 pasos, a los que se suman las obras de la estación y de la variante este --con un coste de 87 y 70 millones respectivamente-- que asumirá en solitario Adif.

 

De esta forma, Adif se hace cargo, como ya se había acordado, de la deuda de la Sociedad, que asciende a 404 millones de euros --de los que restan por abonar 196,7--, así como de las obras de la variante y la estación y de su parte proporcional en el montante que aportará SVAV.

 

La ejecución de la variante este, de forma coordinada con la segunda fase del complejo ferroviario, que incluye una nueva terminal de mercancías, permitirá la circulación de todos los trenes de mercancías por dicha vía y suprimir el paso de este tipo de trenes por la ciudad.

 

En cuanto a la remodelación de la estación, se mantiene su actual ubicación de la estación de Valladolid-Campo Grande y del edificio de viajeros en superficie pero, con el objetivo de atender la demanda creciente de tráficos y viajeros, Adif Alta Velocidad invertirá 70 millones para la remodelación de la estación (vías y andenes) y la adecuación y ampliación del edificio de viajeros.

 

En cuanto a los nuevos talleres de Renfe, se mantiene la fecha prevista de traslado para final de año, para lo que se hace necesaria la aprobación de nuevas aportaciones por los socios para ejecutar las soluciones alternativas que permitirán iniciar el proceso.

 

Este traslado es imprescindible para poder iniciar las actuaciones necesarias encaminadas a la demolición del actual taller y la liberación del entorno de 180.000 metros cuadrados de suelo en el centro de la ciudad.

 

NUEVA TERMINAL DE AUTOBUSES

 

El presidente de Adif, Juan Bravo, ha sido el encargado de desglosar este acuerdo, en virtud del cual disminuye el montante global de la inversión de la Sociedad --al extraerse las obras de la variante y la estación--, pero crecen las partidas para actuaciones de integración ferroviaria, entre las que se incluyen la nueva terminal de autobuses soterrada junto a la ferroviaria --en las instalaciones que ahora ocupa Estación Gourmet--.

 

Esta obra se realizará conjuntamente con el nuevo túnel de la calle Labradores, que pasará a tener dos carriles en cada sentido y un mayor tamaño para que puedan circular por él los nuevos autobuses híbridos de Auvasa, que actualmente no caben, como ha precisado el alcalde, Óscar Puente.

 

Por otro lado, Juan Bravo ha pronosticado que a principios del nuevo año podrán comenzar los trabajos del nuevo túnel del barrio de la Pilarica.

 

Todas las partes se han felicitado por el acuerdo, que han calificado de "realista" y de "el mejor posible en la situación actual", mientras que Óscar Puente ha destacado que no está condicionado a operaciones inmobiliarias como el proyecto original, sino con inversiones comprometidas, por lo que aunque no suponga el soterramiento del ferrocarril, supondrá, a su juicio, "la transformación más importante de la ciudad en los últimos 50 años".

 

Las partes invertirán en este primer año cerca de 16 millones, de los que algo más de cuatro serán aportados por el Consistorio, el cual contribuirá con cerca de 70 millones en los próximos siete años, según ha apuntado el alcalde.

 

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, por su parte, ha subrayado que para el Ejecutivo autonómico tiene "especial importancia" que se garantice el traslado de los talleres, que serán "los más importantes de Europa", y la construcción de la nueva estación de autobuses "intermodal, soterrada y moderna".

Noticias relacionadas

Comentarios

¡VÍAS FUERA! 29/07/2017 11:52 #2
Tenían que soterrar las vías del tren, y van a soterrar... la estación de autobuses. ¡¡¡Pooor favoooor!!! ¡¡¡Qué INÚTILES son!!! Y se van a gastar unos 950 millones de euros en total, para dejar las vías y la barrera que suponen donde están. Que el PRIMER objetivo de este desatino, era ELIMINAR esa barrera. Y al final, haran unas cuantas cosas, menos eso que era lo primero que tenían que hacer. Insisto: qué inútiles son.
senafactual 15/07/2017 12:19 #1
El traslado del taller no va a ocurrir porque no tienen la maquinaria necesaria. Se han gastado una millonada en máquinas que no cumplen las especificaciones necesarias para los trabajos que requiere el material rodante de Renfe. Las tareas de mantenimiento del material rodante no se pueden interrumpir. El agujero de los talleres no ha parado de sangrar.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: