La Junta presenta la 'telepresencia': Atención al paciente en tiempo real, en línea y participación de varios sanitarios
Tribuna mini Saltar publicidad
Soporte digital tribuna800x800 file
Cyl dots mini

La Junta presenta la 'telepresencia': Atención al paciente en tiempo real, en línea y participación de varios sanitarios

La consejera de Sanidad, Verónica Casado. Foto: A. Santana

Se constituye como un modo de atención en línea y a distancia, que permite la asistencia en tiempo real del paciente por parte de más de un profesional sanitario, de manera presencial, compartiendo vídeo y sonido. 

La telepresencia ofrece a usuarios de la sanidad y profesionales sanitarios un nuevo cauce de relación asistencial en el ámbito de la telemedicina, entendida ésta, según la Organización Mundial de la Salud, como fórmula para prestar servicios de salud en circunstancias en las que la distancia es un factor crítico, usando para ello las nuevas tecnologías de la comunicación para el intercambio de información que facilite el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades y la prevención, la investigación y la educación sanitarias por parte de los proveedores de servicios de salud.

 

La telepresencia es, por tanto, una realidad pujante que va más allá de meras videoconferencias, ya que se constituye como un modo de atención en línea y a distancia, que permite la asistencia en tiempo real del paciente por parte de más de un profesional sanitario, de manera presencial, compartiendo vídeo y sonido; es la aplicación de las tecnologías de la comunicación, en concreto equipos de videoconferencia y otros recursos audiovisuales de muy alta calidad técnica, para el diagnóstico y el tratamiento de los usuarios de forma simultánea por profesionales asistenciales en tiempo real y a pesar de la distancia.

 

Con el fin de dar a conocer este proyecto de la Junta de Castilla y León, la Consejería de Sanidad ha reunido en el marco de la Jornada ‘Telepresencia: un recurso que nos acerca’ a más de medio millar de profesionales de Sacyl, en su mayoría en línea, para darles a conocer las bases y circunstancias sobre las que se asentará en la Comunidad castellana y leonesa este nuevo recurso asistencial .

 

A lo largo de este encuentro se ha llevado a cabo un abordaje multidisciplinar de la telepresencia desde varios prismas implicados en su implantación, desarrollo y uso habitual: innovación asistencial; su abordaje desde diferentes especialidades; la telepresencia como recurso asistencial en consulta y en atención urgente; su valoración desde la bioética; recursos tecnológicos; telepresencia e historia clínica electrónica; aspectos legales de la telepresencia: protección de datos y seguridad de la información; pilotajes en la Gerencia Regional de Salud; y buenas prácticas y experiencias de tele presencia.

 

Precisamente, en este último aspecto referido a las experiencia, la jornada hoy celebrada ha contado con la participación del teniente coronel médico Pedro J. Gil López, secretario técnico de la Dirección del Hospital Central de la Defensa ‘Gómez Ulla”, en Madrid, que ha trasladado a los asistentes la labor, pionera, de las Fuerzas Armadas Españolas en el campo de la telemedicina, especialmente durante las misiones encomendadas a las FF.AA. fuera de territorio nacional.  

 

Mucho más que una videollamada

 

El desarrollo de la telepresencia en la Comunidad se asienta en el IV Plan de Salud de Castilla y León, en el que se apuesta por el impulso de los servicios de telemedicina y teleasistencia a través de las T.I.C., especialmente en el ámbito rural.

 

La telepresencia supera el concepto de videollamada por cuanto se constituye en un modelo comunicacional que, en el ámbito sanitario, va mucho más que una mera interconexión de los participantes: facilita una interacción en tiempo real, con impresión de presencialidad y sumando, además, la opción de compartir información exploratoria y diagnóstica relevante entre los profesionales sanitarios presentes en la atención al usuario; no sustituye a la atención presencial cuando ésta es necesaria, pero sí que es una potente herramienta para mejorar la capacidad asistencial sanitaria.

 

Con este objetivo, la Junta ultima este proyecto para crear una red de comunicación y asistencia sanitarias compartida mediante la instalación de equipos de videoconferencia de alta calidad, que permitan esa “presencialidad” a distancia, en tiempo real y que conecten PAC, centros de salud, hospitales y recursos móviles, una malla que, inicialmente, se ha creado con 330 equipos, dieciséis de ellos ya en funcionamiento, como los que atienden en la atención telemática al ictus y podrá verse ampliada en el futuro en función de las necesidades de los centros.

 

Son equipos audiovisuales de muy alta calidad, dotados con control remoto y elevadas prestaciones, que conllevan la instalación, licencias, aparataje y mantenimiento de las correspondientes salas, distribuidas por todos los centros de salud, de especialidades, PAC y hospitales de la Comunidad y cuya previsión de instalación se fija a lo largo del primer semestre del próximo año 2022.

 

De esta forma, Castilla y León se constituye en pionera al crear una red de tele asistencia sanitaria de tales dimensiones, habilitando una conexión casi absoluta en la que podrán apoyarse los profesionales sanitarios de distintos niveles asistenciales.

 

En el ámbito de la atención continuada e integral de las urgencias, la telepresencia es un valiosísimo recurso ante la dispersión y extensión geográfica castellana y leonesa, una comunidad con núcleos poblacionales alejados de sus hospitales de referencia, a la que esta nueva opción asistencial va a suponer un cambio revolucionario: permitirá romper las barreras de la distancia y acerca a los usuarios a recursos asistenciales más especializados.

 

Asimismo, la tele asistencia permite la realización de consultas no urgentes (tanto en Primaria como en atención hospitalaria), programadas, de seguimiento o a iniciativa del profesional sanitario, para personas de muy diversa condición (edad, dificultad de acceso, movilidad reducida, limitaciones sociales,…), evitándose así muchos desplazamientos y apostando, en el ámbito profesional, por una cultura colaborativa en la resolución asistencial.

 

Siendo el paciente el eje del sistema sanitario y desde esa perspectiva de atención a sus necesidades, Sacyl pone en marcha este proyecto de telepresencia, precisamente, teniendo en cuenta especialmente a la población que habita el medio rural, en zonas alejadas y con mayores complicaciones para el acceso físico a los hospitales; también a los habitantes de los entornos urbanos, poniendo a su disposición este recurso telemático a través del cual evitar desplazamientos a unidades de referencia asistencial que se encuentren en otros centros hospitalarios situados fuera de sus lugares habituales de residencia.

Comentarios

José 24/11/2021 08:40 #11
En Sanidad Militar exixte la especialidad de Urgencias y Emergencias, ¿para cuándo en Sanidad Civil?
Con retraso 24/11/2021 08:39 #10
La Telemedicina la lleva haciendo la Sanidad Militar desde hace décadas.
verónica dimisión YA 23/11/2021 23:30 #9
Es lo que llevan haciendo desde el inicio de la falsdemia, nada nuevo pero pretenden hacernos comulgar con ruedas de molino, sobre todo para disminuir costes de rrhh y desplazamiento a zonas rurales, pero esta señora sabe perfectamente que la mayoría de sus futuros y potenciales usuarios son personas que no manejan nada bien las nuevas tecnologías,como es el caso de los ancianos, por lo que se convierte en una medida antiética y refleja claramente al personaje que la hace.
Oscar 23/11/2021 17:45 #8
Imaginemos por un momento la sala del Hospital. 17 profesionales sanitarios se sientan cómodamente en sus sillas ergonómicas de piel de unicornio virgen alrededor de una mesa de mármol de carrara con incrustaciones de jade verde y filigranas de oro rojo. Delante de ellos una pantalla de 257 pulgadas llena la pared de la sala de un extremo al otro. Videocámaras de alta prestación y micrófonos de ultrafrecuencia están dispuestos para recoger sus rostros y comentarios y enviarlos por la red al paciente. En el otro extremo, el paciente. D. Benigno, de 87 años. Último vecino de su aldea de los Torozos perdida de la mano de dios. Ante el un teléfono góndola de los que le puso Telefónica en los años 60. Nadie responde. Junto a éste, un teléfono que le compraron sus nietos, con pantalla de 2.5", cámara de 2MPíxeles y un altavoz que emite un timbre machacón que, desgracidamente, el audífono sin pila de D. Benigno no alcanza a escuchar. Pero a D. Benigno le da igual escucharlo o no, porque a su edad, no es capaz de usarlo. Menos mal que pasaba por allí Paco el panadero, que escuchó a D. Benigno toser cuando se acercó a la puerta para ver por qué el Señor Nino no salía a recoger el pan. Mientras los médicos en su sala de su hospital beben café y miran el guasap, hablando del último aumento de sus nóminas ajustado al IPC, olvidando que tenían cita con un paciente que llevaba 2 semanas esperando, Paco lleva a toda velocidad a D. Benigno al Hospital Comarcal más próximo. Pero, ¡oh, vaya!, hoy no hay consulta. El médico rural está de baja y por supuesto, la Junta no se ha molestado en reemplazarlo. Dicen que no hay fondos. Excepto para pantallitas y artilugios 5G... Así que Paco acelera mientras D. Benigno parece no poder respirar. Pero para cuando Paco llega a la capital, con 2300€ en un multas por no respetar los límites de velocidad, D. Benigno, desgraciadamente ha fallecido y su aldea quedará vacía para siempre. "¿Qué fue de D. Benigno?", le preguntan a Paco los vecinos de los pueblos cercanos. "Ah, si. PCR positiva. Murió por COVID".
Salmantino4 23/11/2021 09:23 #7
Señora que coño pasacon la vacuna de la gripe en Salamanca ciudad, en los centros de salud no saben nada y así hasta que te cojas una buena gripe, a que están esperando
HP 23/11/2021 05:55 #6
Solo mira por ella. Quiere añadir esta gloriosa idea a su currículo y así intentar ser nombrada “mejor médico de la Galaxia”. Eso es lo que pretende. Los ciudadanos pagamos para tener una asistencia sanitaria digna y no para experimentos. Donde quedará el “ojo clínico” tan importante….??? Así retrocedemos, no avanzamos. Los ciudadanos importamos muy poco, solo importa nuestro voto. Penoso!!
Rodrigo R. 22/11/2021 21:50 #5
Manda huevos, estos terminan conectando con los ciudadanos por señales de humo. Vaya individuos, no te cogen el teléfono para una cita y te lo van a coger para una video llamada. Además al otro lado quien va a estar? Alguna cabra? Porque personal sanitario no hay. Joder como están las cabezas. Que cruz tenemos los ciudadanos.
Paco 22/11/2021 18:57 #4
Vais a telecobrar los políticos a ver si os hace tanta gracia, basta ya de pseudomedidas y tomaduras de pelo. La administración está "colapsada" de citas previas y molestias para el ciudadano, se pagan muchos impuestos para recibir servicios de mierda. Excepto para pagar que ahí todo el proceso burocrático funciona como la seda y da gusto.
USUARIA 22/11/2021 17:34 #3
ESTE ARTICULO DICE LO MISMO EN TODOS LOS PARRAFOS. NO POR REPETIRLO MUCHO SE VA A HACER REAL. ESTA IDEA DE TELEASISTENCIA ES EN ESTOS MOMENTOS Y A LOS QUE VA DIRIGIDA ES UN SIN SENTIDO. NI TIENEN LOS MEDIOS FISICOS, NI TECNOLOGICOS. ESTA SEÑORA CON EL TITULO QUE LA DIERON A LA MEJOR MEDICA QUIERE PASAR POR LA POLITICA SIENDO LA QUE MAS HABLO Y PROMETIÓ PERO A COSTA DEL DINERO DE LOS DEMAS. QUIZAS TODOS ELLOS SE HAN OLVIDADO QUE AL PACIENTE NO SOLO HAY QUE VERLE EN UNA PANTALLA, SINO TAMBIEN EXPLORARLE!!!
Asombroso 22/11/2021 14:17 #2
Asombroso!!! Lo primero que tendrán que hacer será dar cobertura de internet a las zonas rurales a las que potencialmente parece va dirigida la iniciativa, y luego como dice la #1 dar formación a los habitantes de dichas zonas y otras que ni siquiera son capaces de manejar un teléfono móvil las personas que mayoritariamente utilizan la sanidad. Pero claro, la estrategia está funcionando, esta mañana un informativo explicaba que se había disparado la contratación de seguros médicos privados para intentar no tener que esperar una media de 500 días para una operación de juanete (por ejemplo) o el año (365 días) para algunas intervenciones quirúrgicas, o los 80 días para consulta de especialista. Señora Casado, solucione los problemas reales que tiene la sanidad e invierta en personal humano y déjese para cuando se pueda esa implantación de tecnología costosa, ya que ahora no es el momento. Pagamos la sanidad pública para que nos dé servicio, no para tener que contratar empresas privadas porque la pública se está dejando hundir a propósito.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: