Argüello llama a la colaboración periódica de donativos para la Iglesia

El obispo auxiliar, Luis Argüello, y el ecónomo, José María Conde. DAVID LOZANO

La contabilidad de la Archidiócesis deja de contar con las aportaciones de los fieles de iglesias grandes, como la iglesia de las Angustias o de la Vera Cruz.

El obispo de la ciudad, Luis Argüello, ha presentado esta mañana en el Arzobispado el estado de ingresos, gastos e inversiones de la Archidiócesis. Junto a él, el ecónomo José María Conde ha hecho una “llamada a todas las personas” para que colaboren durante todo el año con donativos periódicos y no solo los domingos. Además de esta petición, también han animado a los ciudadanos a marcar la X en la declaración de la renta a favor de la Iglesia.

 

Respecto a la campaña anterior, en 2017 la asignación bajó 1000€ y 4000 las declaraciones de la renta, “debido a un cambio en cuanto a la forma de interpretar la declaración de la renta por parte de la administración”.

 

La Iglesia católica tiene “una preocupación” respecto al presupuesto dirigido al mantenimiento y conservación de los templos de la provincia de Valladolid, a pesar de contar con unos fondos que “el código de la Iglesia obliga a tener”. Además, es consciente de que la titularidad de estos bienes no es como la titularidad de otro bien, sino que tienen que cumplir con “el uso para el que fueron creados”.

 

El total de los ingresos de la Iglesia es de 12.129.925,58€. De estos, un 75% se obtiene por las acciones directas de la Iglesia, mientras que el 25% restante pertenece a las ayudas de las administraciones. La Iglesia trata de “tomar conciencia de la financiación que necesita para el sostenimiento de sus actividades”, según el obispo. Por ello, recomienda marcar la X a los contribuyentes para que el 0,7% de su cuota tributaria se destine a la financiación de la Iglesia católica. La Iglesia afirma que es necesaria la financiación a pesar de tener un “remanente obtenido de las herencias”.

 

Dentro de los gastos, “la partida más importante son las acciones pastorales con 2,7 millones”, según José María Conde, que van destinados a los salarios de los sacerdotes, conservación de edificios y gastos de mantenimiento de las iglesias de la provincia.

 

REPARTO DESIGUAL EN LAS IGLESIAS

 

El pasado año el presupuesto de iglesias como la Iglesia de las Angustias o la de la Vera Cruz se incluía en los ingresos generales de la archidiócesis de Valladolid, pero debido a la cantidad de fieles que acuden a estas, su pago, de 600.000€ ha dejado de destinarse a la archidiócesis, para destinarse a dichas iglesias.

 

El obispo Luis Argüello afirma que “la comunidad de bienes es indispensable para las 300 iglesias de la provincia de Valladolid”, ya que 120 de estas pertenecen a municipios con menos de 200 habitantes y el dinero que recibe es destinado para el “mantenimiento más básico”.

 

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: