Valladolid se convierte en Japón para una boda muy especial
Cyl dots mini

Valladolid se convierte en Japón para una boda muy especial

La pareja plasmó en “el día más especial” de su vida lo que simboliza la cultura japonesa para su relación.

El mesón vallisoletano Don Pelayo ha acogido, el pasado sábado 7 de mayo, una boda “muy especial” y que rompe todos los esquemas de lo que representa una boda en la provincia. Javier Francés y Henar García han celebrado su enlace matrimonial con una boda por la civil al más puro estilo japonés.

 

La ceremonia ha estado acompañada por una decoración espectacular que contaba con un arco torii ceremonial de tres metros y medio de largo con farolillos estilo japonés que iluminaban la escena para que los casi 110 invitados no perdieran detalle del acto de amor entre los protagonistas del día.

 

Tras quince años de relación, la pareja decidió darse el “sí quiero”, rodeados de sus familiares y amigos en una escena que pretendía imitar los jardines de flores ashikaga, típicos de la tierra japonesa con una conmemoración a los festivales Hanabi.

 

La boda, ideada para 2021, tuvo que posponerse por la pandemia y se llevó a cabo este mayo en Valladolid, “rompiendo todos los esquemas” de los invitados y testigos que jamás habían acudido a una ceremonia de este estilo.

 

Los novios han construido “uno por uno” cada elemento de decoración que ha adornado el día más especial de su vida como el toldo de enredaderas con más de 200 ramilletes de flores de cerezo: “Lo construimos juntos, en el garaje de casa. Basándonos en vídeos de internet y con mucho trabajo. Ha sido un proceso muy bonito hacerlo y contar con ello en un día como ese”.

 

"Por mucho tiempo que cueste hacer algo, aunque solo lo disfrutes un día, el recuerdo que tengas de este será para toda la vida".

 

Para la pareja Japón simboliza un elemento “esencial” en su relación, tanto en sus ideales porque se sienten representados por “la cultura, la educación y el respeto sobre la naturaleza y las personas mayores, como el momento de la pedida: “En 2019, viajamos a Osaka y le pedí matrimonio a Henar en la noria de Hep Five”.

 

Pero no todo ha sido japonés en esa boda, el menú se ha acogido a lo tradicional “porque a la mayoría de la gente no les gusta el pescado crudo”. Los camareros sirvieron lechazo y cochinillo al horno o el pescado típico que se sirve en una boda.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: