AEI: Cuando el ahorro en la factura de la luz es posible para las empresas
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

AEI: Cuando el ahorro en la factura de la luz es posible para las empresas

Cayetano Cifuentes, director de AEI. A MINGUEZA

Cayetano Cifuentes, director de Ahorro Energía Investiment en Castilla y León, explica las claves de esta empresa que actúa como "broker" para abaratar la factura de la luz a sus clientes. 

¿Puede ahorrar una empresa en la factura de la luz? La respuesta es sí. Una media de un 15 por ciento cada mes sobre la mejor tarifa. Así de rotundo se muestra Cayetano Cifuentes, director de la delegación de Castilla y León de la empresa Ahorro Energía Investiment (AEI). ¿Cómo? Acudiendo a este bróker de energía que ofrece “ingeniería, asesoramiento, gestión y previsión respecto a un consumo racional, con propuesta de mejoras en el procedimiento y la contratación, con el objetivo de minimizar tanto los propios consumos como los costes específicos asociados”.

 

¿Pero cómo se puede ahorrar en el recibo de la luz? La respuesta es sencilla, en palabras de Cayetano Cifuentes, que ofrece su asesoramiento en la oficina ubicada en calle Reglado, 8: El ahorro puede venir por dos vías principales: “La primera, buscando los acuerdos comerciales con las empresas suministradoras más ventajosas”.

 

AEI actúa como “bróker” para sus clientes”. “Realizamos previsiones de consumo y cerramos precios óptimos en el mercado para lograr que paguen un justo precio”. Asimismo, Cayetano Cifuentes apunta que la empresa que dirige (con oficinas en Valladolid y Barcelona) actúa “ofreciendo un asesoramiento especializado para lograr una mayor eficiencia energética y consumir menos kilowatios”.

 

La ecuación es sencilla: “Una factura con menos kilowatios y más baratos ofrecen un ahorro asegurado”, concreta Cifuentes. El precio (variable) de la luz se fija cada día, “concretamente cada cuarto de hora según la oferta y la demanda". Compradores (comercializadoras) y vendedores (centrales) intercambian energía para cada una de las 24 horas del siguiente día.

 

“Nosotros, junto a una comercializadora, buscamos opciones a medida para el consumo de las empresas, para intentar beneficiar y ajustar el precio y el coste”, dice Cayetano Cifuentes. ¿Cuáles son los pasos a seguir para llegar a un ahorro? Lo primer que tiene que hacer la empresa es ponerse en contacto con AEI. Expertos en la materia efectuarán un estudio sin compromiso, analizando la curva de consumo, “que es el estudio de los hábitos de consumo de la empresa durante las 24 horas del día los 265 días del año. En función de esto detectamos dónde tiene los momentos más álgidos de consumo y dónde los más bajos”, dice Cifuentes.

 

Una vez analizados los datos, buscamos la mejor solución en cuanto a potencia contratada y momentos de consumo. Buscamos los precios más óptimos de mercado; cuanto más sepamos de la empresa y de su curva de consumo mejor nos adaptamos a las previsiones. En el mercado intervenimos para la compra diaria de luz, pero también solemos hacer compras de futuro para mejorar el precio”. Y es que Cayetano Cifuentes dice que el mercado de la luz es como el de cualquier materia prima: “Cada día el barco sale a pescar y cada día se vende pescado; la luz se genera de manera continua y cada cuarto de hora se negocia su precio en función del consumo”, aclara gráficamente.

 

Con estos ingredientes se elabora un sabroso cóctel para los clientes que consiste en una reducción ostensible de su factura, con ahorros que pueden suponer en una empresa normal entre 100 y 400 euros al mes, “normalmente un 15% sobre su facturación tradicional, que es el equivalente a una mensualidad”. AEI solo cobrará sus honorarios cuando haya ahorro, cifrando su coste de gestión en un 30 por ciento del ahorro que faciliten a la empresa.

 

En su camino para abaratar la factura de la luz también existe una estrategia de “educación en los hábitos de la empresa”. “Si nosotros sabemos que en invierno, de 18 a 22 horas el precio de la luz es el más caro, intentaremos que esas empresas consuman menos energía esas horas. Ejemplo: si es una residencia o un hotel, evitaremos que se haga la colada a esas horas”, apunta Cifuentes, quien convence que el ahorro en la factura de la luz es posible y el mejor camino se llama: AEI.

 

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: