circle

Cuatro vallisoletanos estarán presentes en el Mundial de Touch

Se trata de una modalidad de Rugby en la que el contacto es mínimo

Cuatro vallisoletanos estarán presentes en el Mundial de Touch
Inés Morencia
Lectura estimada: 3 min.
Última actualización: 

Del 15 al 21 de julio Nottingham albergará el Mundial de Touch. Allí estarán presentes representando a la selección española masculina M45 y M40 cuatro vallisoletanos

Todos ellos acuden a esta cita deportiva con la máxima ilusión y con el objetivo de hacer un buen papel, disfrutar, aprender y seguir progresando, en una modalidad (Rugby sin contacto) que va adquiriendo cada vez más auge y que se caracteriza por su dinamismo y capacidad de resolución.

En el caso de los jugadores de El Salvador, Juan Castro, Gonzalo Iturriaga y Miguel Raya -este último, además, seleccionador y técnico de la categoría M45-, afrontan su participación en el Mundial plenamente conscientes del gran nivel que se van a encontrar, con rivales de gran experiencia en esta modalidad de rugby sin contacto.

Según ha explicado Miguel Raya "Australia -que es el país en el que surgió el touch-, Nueva Zelanda e Inglaterra, que además juega en su casa, son los países más potentes, aunque tampoco hay que descartar a Irlanda o Fiji", y estarán en lo más arriba en las trece categorías que compondrán el programa mundialista.

Los tres formarán parte del combinado nacional M45 y, si bien para Iturriaga, de 46 años, será su primera convocatoria con el mismo, para Castro (58 años) y Raya (50) supondrá su segunda participación con España, aunque hablar de un Mundial "son palabras mayores".

Se estrenarán en este contra Gales como primer equipo a batir, el 16 de julio, para posteriormente enfrentarse a Chile, Papúa Nueva Guinea, Jersey, Australia y Fiji, todos ellos en el grupo A, y será el momento de comprobar si la preparación de estos últimos meses tiene su recompensa.

"Todos hemos seguido un plan físico porque será fundamental mantener la resistencia para llegar bien al final de los partidos, que serán muy rápidos, y nuestra meta es poder ganar algún encuentro y seguir aprendiendo y disfrutando de este deporte, en el que tiene cabida todo el mundo", ha advertido Raya.

Tanto Iturriaga, enólogo, como Castro, ingeniero, y Raya, asesor fiscal, aprovecharán sus vacaciones en sus respectivos trabajos para vivir en primera persona la cita más importante del touch, de la que tomarán parte 1.500 jugadores. También se separarán de sus familias, con las que comparten la pasión por esta modalidad deportiva, ya que tanto Iturriaga como Raya juegan con sus hijos, Blanca y Marc, mientras que Castro lo hace con su mujer, Yolanda, que no les podrán acompañar en esta ocasión.

Castro y Raya son los más veteranos en la práctica del touch, con ocho años de experiencia a sus espaldas, compitiendo con su club, mientras que Iturriaga acumula cuatro, tras incorporarse desde el rugby y descubrir "un deporte tremendamente dinámico, que engancha desde el principio y que además favorece la conexión intergeneracional", ha dicho.

En opinión de sus compañeros, "el touch ofrece esa esencialidad del deporte, que es el trabajo en equipo y el protagonismo repartido, y que además se practica al aire libre", según Castro, "y supone un reto la intensidad a la que se juega, lo que te obliga a estar muy activo mentalmente, puesto que hay que tomar rápidas decisiones", ha añadido Raya.

Por su parte, Israel Pérez, consultor de patrocinios deportivos, competirá con la selección de M40, en su segunda participación con el equipo español, y tras cuatro años "enganchado" al touch, en el que ha ido creciendo de manera paulatina, de la mano del Club de Arroyo Alligators y del que fuera internacional con Inglaterra, Mark Roberts.

Es un jugador exigente que prefiere "perder peleando y haciendo un buen partido, a ganar haciéndolo mal", y tiene claro que "muchas veces se gana pero otras muchas se aprende", y con esa filosofía viaja a Nottingham, con un combinado que se enfrentará a Cook Islands, Hong Kong, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Japón, Francia y Gales.

Su ambición también es seguir aprendiendo de los mejores para después trasladar esos conocimientos al día a día de su equipo, y espera que, no solo M45 y M40, sino también el resto de categorías en las que España estará representada -W27, Open Mixto y M30-, vuelvan de esta experiencia con el mejor sabor de boca posible.