circle

El PSOE denuncia que un mes antes del derrumbe existía un decreto que paralizaba las obras De la Vera Cruz

Los socialistas explican que desde el Ayuntamiento tardaron 11 días en notificar la paralización

El PSOE denuncia que un mes antes del derrumbe existía un decreto que paralizaba las obras De la Vera Cruz
Eva Martínez Miguel
Eva Martínez Miguel
Lectura estimada: 2 min.
Última actualización: 

La ciudad de Valladolid se ha visto sacudida por una pérdida patrimonial irreparable. El pasado 25 de junio, la cúpula principal de la Iglesia Vera Cruz de Valladolid se derrumbaba. Desde hacía semanas el templo, ubicado en el corazón de la ciudad, afrontaba un proceso de rehabilitación debido al deterioro provocado por las humedades. 

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento denuncia este miércoles, 10 de julio, que "desde el 24 de mayo, un mes antes del derrumbe, el concejal de Urbanismo tenía a la firma el decreto que paralizaba la obra en la Vera Cruz". Según cuentan los socialistas, el Ayuntamiento habría tardado 11 días en notificar la paralización de estas. 

"La historia de esta intervención se remonta al 2 de agosto de 2023. El director de la obra, en representación de la promotora (la Cofradía Penitencial de la Santa Veraz Cruz) presentó en el Ayuntamiento una Declaración Responsable de Obras y Usos (DROU) para llevar a cabo una serie de intervenciones en cubierta, fachada y acceso, así como acondicionamiento de iluminación", ha explciado Pedro Herrero, "por tanto, el Ayuntamiento sabe desde hace casi un año que estos trabajos dieron comienzo. Y no es un emplazamiento cualquiera, sino en una iglesia que data del año 1581".

Al parecer desde el Ayuntamiento habría aportado a los socialistas toda la información sobre las gestiones llevadas a cabo en la Iglesia. "El Ayuntamiento tardó 49 días (20 de septiembre de 2023) en revisar la documentación y requerir a la Cofradía que aportara la docuemtnación que le faltaba en la DROU, algo que se produce el 5 de noviembre". 

Desde el PSOE aseguran que "el proyecto se retoma el 30 de abril de 2024. La Cofradía vuelve a iniciar el procedimiento presentando una nueva DROU, por lo que las obras se reanudan. En esta ocasión el Ayuntamiento tarda 55 días en notificar a la Cofradía que esta nueva DROU tampoco es correcta, lo que se produce la víspera del derrumbe". Según explican, el Ayuntamiento " se tomó 21 días para revisar la documentación". 

"Dos días después (24 de mayo) la Dirección de Área de Urbanismo dio el visto bueno a la propuesta desfavorable. Sin embargo, la firma del concejal de urbanismo, Ignacio Zarandona, no se produjo hasta el 13 de junio, es decir, 20 días más tarde de que se emitiera esa propuesta desfavorable. Durante este tiempo las obras siguieron su curso", cuentan. 

El 25 de junio la cúpula se derrumbadab, Pedro Herrero cuenta "el Ayuntamiento tardó otros 11 días en notificárselo a la Cofradía, lo que acontenció el 24 de junio, víspera del derrumbe".