ILUNION Reciclados, la empresa que da una nueva vida a 14.500 toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos
Cyl dots mini

ILUNION Reciclados, la empresa que da una nueva vida a 14.500 toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos

Situada en La Bañeza, esta planta emplea a 65 personas, en su gran mayoría con alguna discapacidad. 

Seguramente el de la ONCE sea uno de los isotipos (parte simbólica o icónica de la representación gráfica de una marca) más conocidos en este país. Es muy fácil reconocer ese símbolo que representa a un invidente y que desde hace décadas acompaña al acrónimo de Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE). Pero Oncelio, que así se llama, y que da visibilidad a la ingente labor social y económica que la organización realiza en favor de invidentes y personas con discapacidad funcional se ha coloreado.

 

Forma parte de la campaña ‘Los colores de la ilusión’ con la que la entidad ha celebrado el treinta cumpleaños del Día de la Once. Cinco colores: el verde, el rojo, el azul, el amarillo y el blanco que además de dar vida a este isotipo lo llenan de simbolismo.

 

Cada cromatismo representa uno de los valores de la organización que, en los próximos artículos iremos desgranando. A modo de aperitivo, adelantamos que el amarillo significa la esencia social; el verde la sostenibilidad; rojo de responsabilidad; azul de profesionalidad y la innovación se pinta de blanco. Cinco colores, cinco valores y una sola ilusión. Así es Oncelio, así es la ONCE.

Tras el primer artículo de esta serie en la que se desgranaba el color rojo de responsabilidad, el del Juego Responsable de la ONCE, esta segunda entrega quiere analizar la otra ‘pata’ de Oncelio coloreada de verde. Verde de Medio Ambiente, verde de sostenibilidad. Como esa ingente tarea que se lleva a cabo en ILUNION Reciclados, que desde 2009 recicla todo tipo de aparatos eléctricos y electrónicos en su innovadora planta de La Bañeza (León), donde en 2020 se dio nueva vida a más de 14.500 toneladas de residuos.

 

Pero vayamos por partes, nunca mejor dicho en este sector del reciclaje y la reutilización. El Grupo Social ONCE tiene tres grandes patas diferenciadas: ONCE, con los servicios asistenciales a las personas con discapacidad visual y comercializadora del cupón; Fundación ONCE, que es la organización que se encarga de llevar a cabo iniciativas de accesibilidad, formación e inserción laboral con personas con cualquier discapacidad y, por último, ILUNION que es un conglomerado de más de medio centenar de empresas de ONCE y Fundación ONCE.

 

Dentro de este último grupo de empresas se encuentra ILUNION Reciclados “que se dedica a la recogida, transporte, tratamiento y gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos”, tal y como explica el gerente de la empresa Pedro Antonio Martín Pérez. En la actualidad, son 65 personas las que trabajan en la planta de La Bañeza, la mayor parte de ellas con alguna discapacidad. El proyecto creció en 2020 y se adquirió una planta en la localidad madrileña de Campo Real, donde actualmente se emplea a casi una treintena de personas.

 

NUEVA VIDA A LOS RESIDUOS

 

El proceso es sencillo: hasta la planta de reciclado llegan todo tipo de aparatos, desde un frigorífico, hasta un pequeño aparato electrónico, sin olvidar la vertiente profesional de diversas industrias, con material tan dispar como luminarias, islas frigoríficas o electromedicina, por ejemplo. Lo hacen desde los propios establecimientos comerciales o en Puntos Limpios, donde los ciudadanos reciclan sus enseres ya inservibles.

 

ILUNION Reciclados se encarga “de la correcta extracción de todos los materiales contaminantes de los residuos y que son peligrosos para el medio ambiente y para la salud de las personas”. Una vez garantizado este proceso se procede a “una trituración y separación de materiales para poder aprovechar y volver a reintroducir en el tejido productivo en forma de nuevos recursos”, dice el gerente.

 

En este sentido, los números hablan por sí solos. En 2020 en las dos plantas se gestionaron un total de 14.500 toneladas de residuos, de los cuales se aprovechó un 93%; es decir 13.500 toneladas de materia prima que se volvió a introducir al circuito comercial en forma de cobre, hierro, aluminio, plásticos varios y placas base, entre otras.

 

Pedro Martín Pérez cree que la labor que lleva ILUNION Reciclados es crucial en cuanto a sostenibilidad y Medio Ambiente y como reto de sociedad. “Según la ONU, en el mundo anulmente se generan 53 millones de toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos y solo el 20 por ciento se gestiona de forma adecuada; hay mucho margen de mejora”. “Pero es que, además, hay una sobreexplotación de los recursos del planeta. En 2020, el día 22 de agosto consumimos todos los recursos que puede generar nuestro planeta en un año completo y en este año 2021, la fecha se adelanta al 29 de julio. Estamos viviendo aproximadamente cinco meses a costa de las generaciones futuras y se calcula que en 2050 harían falta tres planetas Tierra para proporcionar todos los recursos naturales necesarios para mantener nuestros ritmos de vida actuales”, explica pormenorizadamente.

 

SECTOR DE LOS RECURSOS

 

ILUNION además siempre ha tenido entre sus fines el de los proyectos medioambientales con la dinamización de los entornos rurales. Por eso surge ILUNION Reciclados en una zona como La Bañeza. Dice Pedro Martín que la ONCE siempre “ha llevado en el ADN” los proyectos de responsabilidad social y en este caso se ve muy claro “el enfoque es completo” con tres vertientes: “por un lado, el impacto ambiental; el impacto de la sostenibilidad social que se materializa en la integración laboral de personas con discapacidad y, por último, el impacto económico que hace rentable la actividad para que esta empresa pueda crecer y mantenerse en el tiempo”, concreta.

 

Apunta el gerente de ILUNION Reciclados que el futuro es “bastante esperanzador” porque el sector cada vez es más relevante.Dentro de los sectores industriales de este país, el sector del reciclado siempre fue el patito feo y ahora estamos en una ocasión excepcional para, haciendo bien las cosas, poder dar la vuelta a eso. Quizá deberíamos dejar de llamarlo sector de los residuos para llamarlo el sector de los recursos”, argumenta Pedro Martín, quien recalca la creación de empleo potencial que conlleva todos estos proyectos.

 

Por último, el gerente de ILUNION Reciclados valora muy positivamente todas las inversiones que se han realizado en 2021 a pesar del escenario de la pandemia, centradas en un nuevo almacén y una línea de tratamiento en la planta de la Bañeza. Inversiones que continuarán en 2022 también en Madrid.

 

 

Noticias relacionadas