Víctor Martín, del restaurante Trigo de Valladolid, en Madrid Fusión