Miguel Delibes se hace eterno en Valladolid junto al Campo Grande