Los vallisoletanos se mojan ante el coronavirus