Los balcones de Valladolid se despejan paulatinamente de apoyo al sector sanitario