De los escenarios a las calles de Valladolid; el sector musical y de espectáculos pide vida