Zidane: "Cuando se nos falta el respeto tengo que hablar"

Zidane (Real Madrid) en rueda de prensa

Zinedine Zidane, admitió que "siempre ha existido el antimadridismo" tras la oleada de críticas por lo ocurrido frente a la Juventus en la Liga de Campeones, añadiendo que debe salir al paso cuando se "falta el respeto" a su equipo y que cree que "hay más madridistas cada día".

"Siempre ha existido el antimadridismo y más en un momento particular. No estoy para criticar nada, cada uno puede opinar, pero cuando se nos falta el respeto, ahí tengo que decir las cosas", criticó este martes Zidane en rueda de prensa.

El técnico francés no quiere "hablar otra vez" sobre la polémica originada tras el penalti de Benatia sobre Lucas Vázquez y señaló que no se ha sido "justo" con la entidad blanca, mientras que sobre el antimadridismo, considera que "el problema es al revés". "Hay más madridistas cada día, porque es el mejor club y con la mayor afición que tiene Madrid. Esto se amplía cada día, así que mejor hablar de lo positivo y no de lo otro", explicó.

Zidane aseguró que no habló nada con el vestuario en este sentido y que espera que esta situación no afecte al enfrentamiento contra el Bayern. "Lo importante es que sabemos lo que hacemos cada día. En general, la gente respeta lo que somos", admitió.

Precisamente, en ese encuentro de ida frente al Bayern no estará seguramente por lesión Arturo Vidal, "un problema" de Jupp Heynckes "porque es un jugador importante". "Sentimos que se haya lesionado, pero no va a cambiar nada. El Bayern tiene una plantilla muy larga y lo van a reemplazar seguro", zanjó.

El entrenador del Real Madrid tendrá una semana entera para preparar esta eliminatoria ya que el fin de semana no jugará por tener que hacerlo con un Sevilla que tiene la final de Copa del Rey, situación que "de vez en cuando es bueno". "Hemos competido mucho este año. Hemos tenido períodos donde hemos jugado muchísimo y creo que es bueno para preparar el partido del miércoles", reconoció.

Por ello, el Real Madrid ya sólo piensa en el Athletic, rival que "no merece estar donde está en la tabla". "Compiten muy bien, podemos decir que es un equipo completo. Van a venir aquí a intentar sacar puntos y lo que tenemos que hacer nosotros es ser listos en lo que ellos son buenos, como la segunda jugada o los centros", resaltó Zidane.

Uno de los puntos de atención del choque será Kepa Arrizabalaga, que sonó para reforzar la portería madridista en el mercado invernal o para la próxima campaña, descartando en su momento 'Zizou' la primera opción porque, insistió, "no había por qué fichar a ningún portero en enero".

La victoria ante el Athletic será clave para el Real Madrid, ya que lo "más importante" pasa ahora por "recuperar la segunda plaza" ocupada por el Atlético de Madrid. Además, Zinedine Zidane viene de conseguir su victoria número 100 al frente del Real Madrid, un hito del que se siente orgulloso y que "no todo el mundo puede conseguir".

"Lo disfruto al máximo, pero como siempre, tengo los pies en la tierra e intento conseguir más victorias y mejores resultados porque es el ADN de este club. Ahora mismo hemos llegado a cien, pero hay que seguir para adelante", aseguró.

"NO VEO TRISTES A BENZEMA Y BALE"

En el aspecto individual, el técnico repasó la situación de Benzema y Bale, dos futbolistas que han bajado su nivel y que han perdido la condición de indiscutibles. "Claro que a los dos les gustaría meter más goles, pero no les veo tristes y están entrenando bien", señaló.

"Siempre va a pasar en un equipo que hay momentos de forma de otros jugadores y es lo que estamos viviendo. Hay jugadores muy buenos en este club y siempre tengo que valorar eso", añadió al respecto.

En el caso concreto del delantero francés, su técnico le defendió declarando que se trata de un "bloqueo" de cara al gol y no se mostró "preocupado". "Tiene que marcar goles y él lo sabe, aunque sepa hacer otras cosas como asociarse con los demás. Sólo tiene que seguir trabajando para seguir aportando más. Estoy seguro de que dentro de poco va a marcar", confió.