"Yo he sufrido machismo"
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

"Yo he sufrido machismo"

Mujeres y hombres concentrados en la Plaza Zorrilla este sábado 2 contra el tratamiento a las víctimas de violencia machista y en defensa del feminismo explican cómo han vivido, en su día a día, conductas de abuso. 

"Yo he sufrido machismo" es el testimonio de una de las mujeres que, ayer sábado 2 de diciembre, se dio cita en la Plaza Zorrilla de Valladolid para protestar contra el tratamiento que reciben las víctimas de esta violencia y para poner en valor el feminismo. Un relato de cómo el machismo está presente en el día a día de nuestra sociedad y, con especial preocupación, también entre los más jóvenes.

 

"Hemos sufrido machismo de muchas maneras. Un machismo de sal gorda, demasiado evidente. Pero el machismo es un abanico con muchas posibilidades" explica una mujer, profesora jubilada de un colegio concertado de Valladolid quien, junto con su compañera, también maestra, apoyaban la reivindicación de unas decenas de jóvenes que se reunieron con consignas como "si yo soy violada porque soy juzgada" o "jueces y fiscales también sois culpables", en alusión al juicio que, en Pamplona, ha quedado visto para sentencia contra cinco hombres que violaron a una mujer en San Fermín.

 

"La mayoría de los compañeros son profesoras, pero el director generalmente es un hombre, no sé si porque tienen más confianza en sí mismos o más voluntad de liderar" explican las maestras, que creen que el feminismo "ha evolucionado" y destacan la importancia de "pasar a la acción para que no sea una cuestión privada sino que trascienca a la esfera pública". "Tenemos que cambiar nuestras actitudes porque a veces las mujeres somos machistas, nos comportamos de forma paternalista y no somos conscientes del lenguaje y actitudes que son machistas. Parece que el feminismo es cosa de mujeres, está pendiente que los hombres tomen conciencia, aunque hay sectores cada vez más concienciados".

 

Ellas, como profesoras, han visto en sus alumnos conductas machistas: "Creí que el feminismo iba a evolucionar más pero ahora hay como una involución. Cuando trabajas con los alumnos ves actitudes que asustan, chicas que se dejan manejar el móvil, controlar por sus parejas... Es una labor diaria y ante actitudes así hay que intervenir, ni tu novio ni tu amiga te tienen que decir cómo actuar o qué ropa vestir".

 

"INSULTOS COMO PUTA O ZORRA ESTÁN SÚPER NORMALIZADOS"

 

Al frente del acto se encuentran chicas jóvenes, de 17 años. Ellan dan su visión sobre la realidad que viven a diario, sobre lo que supone tener miedo cada vez que vuelven solas a casa y adquirir mecanismos de precaución y vigilancia que ya tienen interiorizados. ¿Cómo viven el machismo?

 

"Insultos como puta, o zorra, están súper normalizados. También supuestas bromas machistas, tratar con desprecio a sus novias... observas un montón de relaciones de pareja que son súper abusivas" empiezan a relatar, y coinciden en que el uso de las nuevas tecnologías ha facilitado que haya ese control hacia la pareja. Además, explican que los compañeros de clase, incluso profesores, también muestran conductas machistas en su forma de tratar a las alumnas.

 

En el acto también hay hombres, "aliados feministas" como se definen. Ellos ponen el acento en la importancia de "no callarse ante amigos que tienen actitudes machistas" y ven como un error "morderse la lengua, y no recriminárselo". También hablan de "chistes machistas", y de "tratar a las mujeres como objetos", entre la lista de micromachismos diarios.

 

Las dos chicas, al igual que otros participantes entrevistados, coinciden en que el machismo está muy extendido y que revertir esa situación requiere de "un cambio social, sobre todo desde la educación". ¿Por qué están ahí, en esa protesta? El objetivo lo tienen claro, "lograr en todos los aspectos tener los mismos derechos que el hombre"

Comentarios

Ataulfo 13/12/2017 15:10 #2
Nueve varones muertos victimas de la violencia feminista en este año, aparte los menores que desde 2009 no se registran en estadísticas y por lo tanto no hay datos contrastados ¿Y los ancianos y discapacitados? ¿Esos no cuentan? Condeno enérgicamente la violencia machista igual que la feminista y todo tipo de violencia y desde aquí compadezco y me solidarizo con las victimas.
torreta 06/12/2017 14:16 #1
Intentais generalizar un problema en el que cada caso es diferente y que por muchas muestras publicas de condena, es imposible atajar. Bueno.... Si La Junta De Castilla Y Leon imparten clases obligatorias en sus centros escolares de defensa personal o artes marciales. Entonces si. Este problema se atajaria considerablemente

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: