Cyl dots mini

¿Y si el futuro ya está aquí? Dos jóvenes vallisoletanos ganan el premio Gaudí de arquitectura

Gracias a su proyecto sobre una nueva estación de tren en la ciudad china de Xi'an, Jorge Cobo y Álvaro Martín han logrado a imponerse a cientos de personas de todo el mundo y llevarse este prestigioso galardón.

 

¿Se imaginan presentarse a un concurso de fama y gran repercusión mundial y alzarse ganador? Pues bien, esto es lo que han logrado dos jóvenes arquitectos vallisoletanos que han conseguido ganar el Gaudí Architecture Prize 2020 en una de sus 20 categorías, concretamente en la de ‘Edificios dedicados al transporte’ (Transportation Building Award). Ha sido toda una sorpresa,  no nos creíamos haber salido ganadores después de que hayan seleccionado un número increíble de estudios y proyectos de todas partes del mundo, pero sin duda es también todo un orgullo, una alegría y un gran reconocimiento a nuestro duro trabajo durante meses para realizar este proyecto”, reconoce Jorge Cobo, uno de los premiados.

 

El proyecto por el que se han alzado como ganadores es una estación de tren localizada en la ciudad china de Xi'an. Aunque realmente lo que estos dos jóvenes han ideado va más allá que una simple estación de ferrocarriles, han creado un punto de encuentro entre Oriente y Occidente, en el que el viajero no será un mero transeúnte sino será el gran protagonista, y donde hay tiendas, hoteles, comercios y hasta oficinas o centros culturales.  “La idea es que la gente no solo fuera a la estación para viajar, sino que tomara este edificio como referencia urbana y social pudiendo aunar múltiples espacios y usos. Nuestro proyecto propone un edificio circular basado en simbologías de la cultura china que cuenta con una gran plaza interior que salva el desnivel de los accesos y genera a su vez un gran espacio verde que cubrirá los andenes y servirá de umbral entre el interior de la estación y la gran ciudad, pudiendo encontrar alrededor la enorme estructura donde se concentran el resto de elementos que cuentan con una gran conexión entre si”, comenta.

 

Toda esta idea es lo que les ha llevado a ganar el prestigioso galardón con el nombre de Gaudí con el que se llevarán un sustancioso premio en metálico, así como la publicación del proyecto en la famosa web ‘Archdaily’ y en ciertas revistas temáticas.

 

Ser arquitecto no solo es crear un edificio bonito y ponerlo en el espacio que te dan. Nos gusta que nuestros proyectos tengan una seña de identidad, un carácter único en consonancia con su conexión con el lugar, su pasado, su presente y su futuro; y donde las personas sean protagonistas de su propia historia”, argumenta. Eso no sólo queda plasmado en este premio, sino que también se refleja en sus proyectos premiados y ganadores en Nueva York, Italia, Francia, China o Noruega entre otros, y donde contaba con  arquitectos de fama mundial como jurado incluyendo arquitectos con Premios Pritzker (Considerados el premio Nobel de la arquitectura).

 

Pasión por Valladolid y el rugby

 

A pesar de que ahora se encuentra trabajando en un prestigioso estudio internacional en Madrid, Jorge Cobo sigue muy ligado a Valladolid, sobre todo al deporte y en especial al rugby. Su pasión por el oval (jugó varios años a en el SilverStorm El Salvador)  hizo que  su proyecto final de carrera (Ganador de una Mención de Honor al mejor proyecto universitario de España de los últimos años)  girase en  torno a la idea de crear una nueva ciudad deportiva en los campos Pepe Rojo, trabajo que luego adaptó en el Concurso Internacional ‘Sport Citadele’ para crear una acrópolis deportiva en pleno Turín y que le sirvió para ganar la Mención de Oro del mismo ante equipos de todo el mundo.

 

Valladolid sin duda es una ciudad con un gran nivel deportivo, pocos otros lugares del país pueden presumir de tener tanta variedad y equipos en las máximas categorías, pero creo que los espacios podrían estar mejor aprovechados y la zona de Pepe Rojo podría ser un espacio inmejorable para ello. Podría ser usado en exclusiva por todos los equipos de rugby y su extensa cantera, pero también se podría idear para que otros deportes tuvieran allí cabida también, esto no solo revitalizaría ese espacio inconexo de la ciudad, sino que generaría una verdadera ciudad del deporte, un lugar de intercambio de ideas que colocaría a Valladolid en el centro de las miradas deportivas”.

 

Si en un futuro el Ayuntamiento se plantea una gran remodelación de Pepe Rojo, sin duda tratará de hacer valer un proyecto hecho desde el propio conocimiento como jugador y arquitecto de las necesidades que tiene este espacio.

Proyecto ciudad deportiva de Pepe Rojo trasladada a Turín.

Comentarios

MAC 15/11/2020 14:13 #1
Sr. Alcalde y Teniente Alcalde, anoten Vds. estos nombres en sus agendas. Tengan presente la idea que estos Sres. les deja encima de sus mesas, pienso que deberían dar un par de vueltas a la idea. Al Teniente Alcalde, no le sonará esto como descabellado.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: