Wayne Borsak ya luce con la camiseta de El Salvador

Juan Carlos Pérez y Wayne Borsak, en la presentación del delantero australiano. TRIBUNA

El pilier se muestra ilusionado en su presentación como jugador chamizo, a la vez que afirma sentirse “muy completo”.

La plantilla de El Salvador se completa para esta temporada con la llegada de Wayne Borsak, quien supone un gran refuerzo para la delantera colegial. “Me siento uno más desde el primer día, he tenido un gran recibimiento por parte de mis compañeros”, afirmaba el delantero australiano, de 186 centímetros de estatura y 125 kilos de peso, armas con las que la melé del equipo blanquinegro espera mejorar de forma ostensible.

 

Precisamente, a este punto se refería el entrenador de El Salvador Juan Carlos Pérez, quien afirmaba que espera de Borsak “mucha fuerza en la melé del equipo, además de un importante aporte para nuestros jóvenes delanteros, a los que puede ayudar mucho”. Pérez aseguró también que con jugadores como Borsak “podemos dominar la melé, y así es más fácil ganar”.

 

El jugador, que ya debutó el pasado domingo en el Central madrileño, se estrenará ante la afición chamiza con CRC Pozuelo como rival en Pepe Rojo. “Quería venir a España para seguir con mi progresión en el rugby, además de querer conocer este país, en lo que para mí es toda una experiencia vital”.