Vuelve la Feria de Artesanía de Navidad de Valladolid con 36 expositores y ocho talleres de oficios en vivo
Cyl dots mini

Vuelve la Feria de Artesanía de Navidad de Valladolid con 36 expositores y ocho talleres de oficios en vivo

XV Feria de Artesanía de Navidad en la Plaza de Portugalete. J. MARTÍN

La plaza de Portugalete de Valladolid albergará la propuesta a partir de este viernes y hasta el próximo 5 de enero

La Feria de Artesanía de Navidad cumple con su cita anual en Valladolid a partir de este viernes, 18 de diciembre, y hasta la víspera del día de Reyes. Esta edición, la decimoséptima, necesariamente se celebrará dentro de las medidas de contención de la pandemia del coronavirus, pero sin renunciar al encuentro con el público de los 36 expositores de diversos oficios artísticos y artesanales participantes. Artículos de joyería, cerámica, cuero, textil, vidrio, piedra, cerería, papel, cartón piedra, cuidados personales o flores secas se cuentan en la amplia oferta de productos singulares y ajenos a los procesos industriales.

 

La XVII Feria de Artesanía de Navidad estará abierta entre las 11.00 y las 14.30 y de 17.30 a 21.30 horas, salvo los días 24 y 31, en los que solo abrirá en horario de mañana, y los festivos de Navidad y Año Nuevo, cuando permanecerá cerrada. 

 

La actividad expositiva y comercial contará, como complemento, con una serie de talleres en vivo en los que el público podrá familiarizarse con la elaboración de distintos objetos de artesanía. En total se han programado ocho demostraciones, que se sucederán durante las diecisiete jornadas de apertura, entre las 12.00 y las 14.00 y de 17.30 a 20.30 horas, a excepción de los días 24, 31 y 5 de enero, cuando se realizarán únicamente en horario de mañana. 

 

Entre el 18 y el 21 de diciembre tendrán lugar los dos primeros talleres: el destinado a crear cuentas de vidrio al soplete, a cargo de la responsable del taller Ázidaglass, María Alameda; y el denominado ‘Cesteando. Bolsos de anea’, en el que Jana Úbeda mostrará la técnica de elaboración con esta planta.

 

Del 22 al 24 y el 26 y 27 de diciembre las demostraciones en directo serán de dos disciplinas clásicas como la talla en madera, de la mano del taller especializado en imaginería religiosa ‘Aquí se hacen Santos’, y de dibujo académico, con Eduardo Alonso Rico.

 

Entre los días 28 y 31, las especialidades mostradas estarán relacionadas con el textil: Eva Gutiérrez, de El Pozo Amarillo, revelará los secretos de la pintura sobre seda a través de una técnica milenaria que propicia diseños actuales, y Herminia Esteban Franco ahondará con su hacer en la creación de indumentaria tradicional.

 

Cerrarán este apartado de actividades paralelas, del 2 al 5 de enero, los talleres de cantería con piedra natural, donde Rodrigo de la Torre enseñará el tallado a mano, además de las herramientas y materiales empleados en su oficio, y de grabado y estampación en papel con técnicas tradicionales, que propone el artista Luis Javier Esteban Redondo.

 

Estas demostraciones en directo compartirán espacio con los 36 expositores participantes en la edición, procedentes en su mayoría de Castilla y León. Las nueve provincias de la Comunidad estarán representadas, con Valladolid a la cabeza (14 talleres); Salamanca, Burgos y León aportan 3 en cada caso, Soria, Palencia y Ávila (2), y Segovia y Zamora, un taller cada una. Cuatro profesionales llegados desde Madrid, Asturias y Galicia completarán la oferta de objetos únicos propuestos como regalos originales para estas fechas navideñas.

 

Sorteo de vales

La feria repetirá la experiencia del pasado año de sortear vales canjeables en cualquiera de los expositores participantes en la edición. Su importe se incrementará desde los 50 euros de 2019 hasta los 75. Por cada diez euros de compra, los asistentes recibirán una papeleta que deberán depositar en la caseta de información para participar en los dos sorteos que se celebrarán los días 23 y 30 de diciembre.

 

La XVII Feria de Artesanía de Navidad se desarrollará dentro de un estricto protocolo de seguridad frente al coronavirus, con espacio acotado, direcciones de tránsito señalizadas y control de aforo, todo ello acompañado de las habituales medidas de uso obligatorio de la mascarilla, desinfección y limpieza de artículos y expositores y disponibilidad de gel hidroalcohólico.