Vuelta de tuerca a las terrazas: ¿Cuántos bares pedirán ocupar plazas de aparcamiento?
Tribuna mini Saltar publicidad
2 file
Cyl dots mini

Vuelta de tuerca a las terrazas: ¿Cuántos bares pedirán ocupar plazas de aparcamiento?

Después del Decreto del Ayuntamiento de Valladolid firmado este martes, hasta 4.731 negocios de la ciudad pueden pedir colocar sus mesas y sillas en hasta tres espacios de parking

El Decreto firmado por el alcalde de Valladolid este martes es claro; “autorizar, previa solicitud, la ocupación por los establecimientos de hostelería y restauración, de un máximo de tres plazas de aparcamiento en la zona de estacionamiento, si dispone de ella, más próxima a la fachada del establecimiento”. O dicho de otra forma, que cada negocio pueda hacer suyas estas tres plazas para instalar sus terrazas y salvar así sus negocios, ya que muchos de ellos han denunciado públicamente encontrarse ya en una situación desesperada después de cuatro cierres en poco más de un año, como es el caso de Valladolid capital, Tudela, La Cistérniga o Aldeamayor para aquellos que no disponen de mesas al aire libre.

 

Pero este Decreto cambia todo. O más bien, cambia la ordenación urbanística de la ciudad. El Consistorio está siendo permisivo con la hostelería para evitar que acaben en la ruina con medidas tales como perdonar la tasa de terrazas de 2020 y 2021 o levantando la mano a la hora de que estas terrazas ocupen algo más de espacio de lo habitual.

 

La situación actual es que la ciudad de Valladolid cuenta con la friolera de 4.731 negocios hosteleros según datos municipales, 1.600 justos con posibilidad y licencia de terraza y otros –ojo al número- 3.131 que no. ¿Supone esto que se van a ocupar 14.193 plazas de aparcamiento? No necesariamente. De hecho dicho así suena totalmente implanteable.

 

Para empezar hay muchos negocios que ya tienen terraza y que por tanto solo pueden pedir ocupar plazas de parking hasta llegar al 100% del aforo que tenían antes de la pandemia, ya que al tener que separar más las mesas habían perdido posibilidad de colocar algunas. En esta situación habrá quienes ocupen una, dos, tres plazas… o ninguna. Cada negocio es diferente, claro. Y luego están los que nunca han tenido terraza, que tienen que tener ese espacio de aparcamiento cerca de la puerta para poder solicitar el ocuparlos. Un lío tremendo y que supondrá una gran labor de documentación al Ayuntamiento.

 

Sea como sea, esto tampoco será instantáneo. Por el momento lo que se sabe es que Valladolid ciudad y Tudela de Duero, hasta que la Junta se pronuncie y pueda decir lo contrario, podrían volver a abrir sus interiores desde el martes que viene. La Cistérniga y Aldeamayor, recién cerrados este pasado martes, tendrían que esperar hasta el martes 27.

 

Hay negocios de Valladolid, tales como el Murmullo en la Plaza de Santa Cruz, Don Bacalao en la Plaza de las Brígidas, el Vayco en Conde de Ribadeo o el Ángela en Doctor Cazalla que ya habían pedido antes de este Decreto esta ocupación de aparcamientos, pero que por ahora tendrán que esperar. ¿Cuándo empezará el Ayuntamiento a conceder estos permisos? Quizá lo haga cuando la ciudad ya haya podido reabrir interiores el próximo martes. La incertidumbre está a la orden del día en la hostelería vallisoletana.

El restaurante Ángela en la calle Doctor Cazalla, uno de los que ha solicitado poder ocupar plazas de aparcamiento. J. POSTIGO

Noticias relacionadas