VTLP lleva al Pleno que Valladolid se una al pacto de alimentación sana y accesible

El curso político municipal arranca este lunes 10 de septiembre y esta es una de las propuestas, adherirse a una lista de 37 puntos sobre la materia.

El Grupo Municipal Valladolid Toma la Palabra lleva este lunes 10 de septiembre a Pleno una moción para que Valladolid se adhiera al Pacto de Política Alimentaria de Milán de 2015, con 37 puntos para un sistema alimentario accesible e inclusivo.

 

Según ha apuntado el Grupo Municipal en un comunicado remitido a Europa Press, este pacto, suscrito el 15 de octubre de 2015, reúne a 177 ciudades que se han comprometido a desarrollar sistemas alimentarios sostenibles, inclusivos, resilientes, seguros y diversificados, para asegurar comida "sana y accesible" a todas las personas.

 

Este pacto cuenta con 37 puntos en los que las ciudades firmantes se comprometen a adquirir un marco estratégico en el que se realicen acciones como incluir la contratación de personal fijo a nivel municipal, la reasignación de cargos para cumplir estos compromisos alimentarios, al nombramiento de un consejero para la política alimentaria, la adecuación de los reglamentos locales para garantizar el acceso a dietas sostenibles o a redefinir los programas de comedores escolares para ofrecer comida sana de procedencia local o regional, entre otros.

 

Además, en la moción se propone el compromiso de que el Ayuntamiento apruebe la Estrategia Alimentaria Local este mes de septiembre, la cual se realiza de manera conjunta con colectivos y entidades.

 

La portavoz del Grupo Municipal, María Sánchez, ha asegurado que se trata de un marco de acción basado en los derechos, con el fin de reducir los desperdicios de alimentos para preservar la biodiversidad, y mitigar y adaptarse a los efectos de los cambios climáticos.

 

Igualmente, Sánchez ha recalcado que promover la alimentación sana y de acceso universal es una "responsabilidad institucional", y ha recordado que en los programas municipales han pretendido transmitir que "la comida no crece en las estanterías de supermercados" sino que hay un proceso que requiere "responsabilidad" con la sociedad y el medio ambiente.