VRAC y Os Belenenses buscan un anecdótico desempate de la Copa Ibérica

Valentín-Gamazo, Puente, Bustos y Barandiaran sujetan el cartel de la 39ª Copa Ibérica. SERGIO SANZ

Desde 2012, España y Portugal se han repartido los seis títulos en juego, por lo que ambos equipos desharán la igualada este sábado (16:00 horas) en Pepe Rojo.

La final de la Copa Ibérica tiene un valor añadido esta temporada. Desde que la competición se retomó en 2012, españoles y portugueses se han repartido los seis títulos, por lo que el partido de este 29 de diciembre (sábado, 16:00 horas) en Pepe Rojo entre VRAC y Os Belenenses servirá para deshacer este anecdótico empate.

 

Anecdótico porque, en el cómputo global de las 38 ediciones anteriores, España gana por 22-16 a Portugal. Pero todo tiene su atractivo, tal y como reconoció José María Valentín-Gamazo, presidente del VRAC. “Tenemos el aliciente del empate y afrontamos la copa con muchas ganas e ilusión, dijo en la presentación del torneo, que tuvo lugar en la mañana de este jueves en el Ayuntamiento de Valladolid.

 

“Es un partido muy importante; el único oficial internacional que va a jugar un equipo español esta temporada”, señaló Valentín-Gamazo. Además, otro aliciente, sobre todo para Portugal, es que Os Belenenses nunca ha ganado la Copa Ibérica. De hecho, solo la ha jugado una temporada (la 2003/04) y, precisamente, lo hizo en Valladolid ante El Salvador, contra quien cayó por 40-34.

 

En la presentación estuvo presente el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, quien aseguró que “el VRAC quiere la tercera” y recordó que es el vigente campeón, tras imponerse el curso pasado al CDU Lisboa (13-27) en la capital lusa. “Deseamos que se deshaga el empate en favor del VRAC. Llega en un buen momento de forma. A pesar del inicio titubeante, ahora ha retomado el pulso normal”, expresó.

 

Por su parte, el manager general de los queseros, Mario Barandiaran, afirmó que tienen “un deseo muy grande de levantar la Copa” y “reivindicarse” con su afición. “Estamos jugando cada vez mejor y encontrando el camino”, comentó. Para la cita Diego Merino no podrá contar con Brendan Asomua, Hamish Graham y Álvaro Fernández; mientras que cuenta con las dudas de jugadores importantes como Griffiths, Eaton y Tuco, entre otros.

 

Respecto al rival, Barandiaran admitió que han podido visionar “tres partidos” suyos. “Es un equipo duro que tiene juego típico de rugby portugués, basado en sus delanteros y tres cuartos ágiles”, apuntó.

 

HORARIO Y TIEMPO

 

Al conocerse el horario del partido (sábado, 16:00 horas) hubo incomprensión por la elección. El encuentro no será retransmitido en directo por Teledeporte, aunque sí por la web, y se podrá ver a las 18:00 en diferido; por lo tanto, no vino impuesto por la televisión. “La Federación Española de Rugby pone el horario según sus criterios y sin tener en cuenta al club que disputa el partido. Quiso el 6 de enero y la federación portuguesa el 23 diciembre. Finalmente tuvimos conversaciones personales con Belenenses y nos pidieron que fuera sábado y lo antes posible, por cuestiones del viaje de vuelta”, explicó el presidente del VRAC.

 

Otro de los puntos a tener en cuenta para la cita es el tiempo. Puente aseguró que “será seco y soleado. “Afortunadamente, parece que no habrá niebla, pero que los aficionados no esperen grandes temperaturas”, dijo.

 

En cuanto a las entradas, que llevan a la venta desde la semana pasada a un precio de 10 euros para los mayores de 18 años y de 5 para los que tengan entre 15 y 18 (los menores de 15 entran gratis), Valentín-Gamazo apuntó que han despachado “cerca de 600. “Esperamos el apoyo de nuestra afición y de todos los amantes del rugby de Valladolid y España”, expresó.

 

Así, el VRAC está ante la posibilidad de lograr su tercera Copa Ibérica, después de haber disputado siete partidos por el título. Si consiguiera levantar al copa, la plantilla sería recibida en el Ayuntamiento “después de Reyes”, ya que tras el encuentro tendrá unos días de vacaciones.

Noticias relacionadas