VOX cambia el mapa político, también en Valladolid

Ciudadanos y PP siempre han pensado que pueden arrebatarle la Alcaldía a Puente y Saravia. Pero ahora tienen que contar con VOX y desgranar a quién le resta votos

Las elecciones de Andalucía han ofrecido unos resultados inesperados. Ninguna de las encuestas previas ni siquiera se han aproximado a lo que realmente dictaminaron las urnas. Sin comentarios a lo que pronostica el CIS de Tezanos, sumido en una abrumante falta de credibilidad por mucho que sus responsables quieran disfrazarlo en los nuevos métodos de análisis.

 

La irrupción de VOX como claro 'ganador' de unas elecciones que han castigado seriamente al denominado bloque de izquierdas deja también una serie de incógnitas extrapolables al resto de territorios y, por supuesto, Valladolid no es ajeno a ello. Durante esta semana hemos escuchado diferentes interpretaciones. Por un lado, el alcalde Óscar Puente apunta directamente a Susana Díaz como responsable del descalabro socialista y no cree que esa corriente electoral pueda traducirse en clave vallisoletana. Jesús Julio Carnero, por su parte, aprovechaba la corriente para integrar ese éxito andaluz del centro-derecha en las posibilidades que se abren para Valladolid.

 

Es evidente que la rumorología ya apuntaba a una cierta inquietud por el creciente protagonismo de VOX. No hace mucho, llenó el teatro Carrión con una expectación insospechable en otros tiempos. Conviene recordar que esta formación ya estuvo presente en las elecciones municipales de 2014 con un resultado meramente testimonial. Hoy, sus responsables ya hablan de tener presencia en el Pleno Municipal. También en las Cortes Regionales. Y eso supone ponerse de nuevo a hacer cuentas porque la gobernabilidad está en el aire.

 

Independientemente de lo que marque su ideología, en Valladolid ponemos cara a los dirigentes que han impulsado VOX y para nada podemos hablar de extremo alguno. En castellano puro, son 'rebotados' del Partido Popular, que militaron en sus filas y se marcharon porque se sintieron maltradados. Ellos mismos definen, por ejemplo, que su candidato podría ser perfectamente el ex alcalde León de la Riva si se diera el caso.

 

Viene todo esto a cuento de las cuentas. La redundancia se resume en que, mirando a Andalucía, el PSOE ha caído en picado pero las confluencias de Podemos, IU y el resto de fuerzas de izquierdas también han restado. ¿Tendrá reflejo en el otros territorios? Ciudadanos y PP siempre han pensado que pueden arrebatarle la Alcaldía a Puente y Saravia. Pero ahora tienen que contar con VOX y desgranar a quién le resta votos. Estamos ante unos nuevos tiempos llenos de incógnitas, dudas... y temores.