Vivienda social y alimentación centran las ayudas de Diputación a Cruz Roja, Cáritas y Banco de Alimentos

Estas ayudas (190.000 euros) serán destinadas a vivienda social en el caso de Cruz Roja y Cáritas y a la adquisición de productos alimentarios de primera necesidad en el caso del Banco de Alimentos.

La Diputación de Valladolid, representada por su presidente, Jesús Julio Carnero, ha firmado este miércoles la renovación de los convenios de lucha contra la exclusión social con las ONGs de Cáritas y Cruz Roja a la que destina 60.000 euros por organización para ayudas al alquiler social y con el Banco de Alimentos, por valor de 70.000 euros.

 

Durante la rúbrica de los acuerdos han estado presentes el presidente de Cáritas, Jesús García Gallo; el de Cruz Roja, Eduardo Sánchez y el responsable del Banco de Alimentos de Valladolid, Jesús Mediavilla. Jesús Julio Carnero, ha asegurado que la Diputación que preside tiene como “seña de identidad” la lucha contra la exclusión social.

 

En este sentido dice que en 2017 el presupuesto destinado a este fin es de 630.000 euros, un 460% más que en el año de 2012, cuando se invirtieron 112.000 euros. Dice Carnero que aunque “la situación general ha mejorado, mucha gente aún necesita nuestra ayuda, especialmente los más necesitados y frágiles”.

Los convenios con Cáritas y Cruz Roja se iniciaron en 2013 con un programa de ayudas destinas al alquiler de viviendas para colectivos en especial situación de vulnerabilidad, aunque en la actualidad el abanico es mayor con diferentes programas de inclusión social. De esta forma, se ofrece ayuda a familias víctimas de un desahucio, refugiados y mujeres víctimas de violencia machista. En este año se han concedido 15 ayudas de alquiler de viviendas (11 Cáritas y 4 Cruz Roja)

 

Para este 2017, dentro de una línea formativa, está previsto que se lleven a cabo cursos de formación en operaciones básicas de restaurante. Limpieza de superficies y mobiliario en edificios y locales y habilidades sociales centradas en la búsqueda de empleo, además de aprendizaje del español. Por último, también se incorpora al convenio el programa de apoyo a las necesidades básicas de los escolares durante los periodos vacacionales, con un sistema de tarjetas de compra, cheques y vales para que las familias puedan adquirir los alimentos necesarios.

 

La Fundación Banco de Alimentos recibirá este año de la Diputación provincial una cuantía de 70.000 euros, un 16% más que el pasado año. Se destina a atender los gastos corrientes necesarios para la recogida, selección, almacenamiento y distribución de alimentos a través de setenta entidades que llegan a casi 5.000 beneficiarios de la provincia de Valladolid. El convenio permite usar esta cuantía en la adquisición de los alimentos en los que se presente un mayor déficit.