VIVA modifica los requisitos de las ayudas a rehabilitación en Cuatro de Marzo para atender "demandas de los vecinos"

Las 20 viviendas de Ceiss serán las primeras procedentes de entidades bancarias que gestione el sistema de alquiler social. 

El Consejo de la Sociedad Municipal de Suelo y Vivienda de Valladolid (VIVA) celebrado este martes ha aprobado una nueva convocatoria de ayudas para la rehabilitación de edificios en el Cuatro de Marzo, con lo que se pretende atenderlas "demandas planteadas por los vecinos", así como la ampliación de su parque de viviendas destinado a personas en situación de vulnerabilidad, con la gestión de 20 nuevas procedentes de la entidad financiera Ceiss.

  

En la reunión se ha aprobado también el convenio con la Universidad de Valladolid para la realización de un estudio conjunto de los barrios de la ciudad que se espera sirva para "tener un conocimiento más profundo de las características de los barrios en cuanto a la accesibilidad y la eficiencia energética".

  

En la sesión de hoy VIVA ha aprobado una segunda convocatoria de ayudas para la rehabilitación de edificios en el barrio Cuatro de Marzo, dentro del proyecto 'R2cities', que pretende dar solución "a las demandas planteadas por los vecinos de esta zona, recogiendo sus sugerencias y peticiones", ya que fuentes municipales insisten en que "están muy interesados en que la actuación pueda realizarse".

  

Entre los cambios fundamentales figuran el incremento del número de actuaciones a financiar que incluyen la instalación del ascensor, que pasa de diez a quince edificios; y que se fomenta que sea una sola empresa o una UTE la que deba ejecutar no sólo la red de calor sino también el resto de actuaciones (fachada y colocación de ascensor), de tal manera que sea beneficioso para los vecinos del barrio, pues las economías de escala tienen que implicar el necesario ajuste y reducción de los precios unitarios de las distintas partidas que componen la actuación.

  

Esta circunstancia, según las mismas fuentes, implica también reducir sustancialmente las incertidumbres que los vecinos planteaban, pues los vecinos podrán "conocer de primera mano los costes totales de la actuación, la memoria de calidades, los costes de mantenimiento de la nueva red de calor y el precio del combustible".

  

Además, se establecen, con carácter general, dos tipos de actuaciones a realizar, en función de la tipología de los edificios que simplifica la convocatoria.

  

El primero son viviendas tipo bloque en las que las actuaciones a financiar son, por una parte actuaciones de eficiencia energética que incluye tanto la mejora de la envolvente del edificio, como la sustitución de la caldera individual de gas por una caldera colectiva de biomasa, y por otra parte, actuaciones de accesibilidad que incluye la colocación de ascensor. La segunda tipología engloba a viviendas de formato torre y únicamente incluye la mejora de la envolvente del edificio.

  

Para los edificios tipo bloque, el importe de la subvención será de 18.000 euros y se destinará a las actuaciones de eficiencia energética y accesibilidad antes referidas; mientras que para los edificios tipo torre, el importe de subvención será de 6.500 Euros y se destinará a las obras precisas para la mejora de la envolvente térmica del inmueble.

  

Las ayudas contempladas en esta convocatoria son compatibles con otras ayudas que el beneficiario pueda obtener de cualquier Administración, incluidas las de la Junta de Castilla y León. El plazo para solicitar las ayudas se extenderá hasta el 27 de abril de 2015.

 

CONVENIO MARCO CON CEISS

  

El consejo de VIVA también ha aprobado el convenio con entidades financieras para la gestión de viviendas en alquiler. En este sentido, el próximo mes de abril, VIVA gestionará unas 20 viviendas de la entidad financiera Ceiss para destinarlas a alquileres sociales, ya que esta entidad es la primera que se va a adherir al convenio marco, sin perjuicio de que próximamente otras hagan los mismo, "poniendo a disposición de la sociedad municipal más viviendas a precios muy bajos".

  

La Sociedad Municipal de Suelo y Vivienda de Valladolid ha propuesto abrir su campo de actuación a aquellas otras viviendas, propiedad de entidades bancarias, a través de un procedimiento de adhesión en libre concurrencia, pensando siempre en las personas más vulnerables.

  

VIVA ha recordado que aprovecha sus medios propios, por lo que puede ofertar unas condiciones beneficiosas para los destinatarios de las viviendas, en términos similares a los programas de viviendas en alquiler que ya gestiona. Con carácter general, el importe de la renta no superará el 30 por ciento de los ingresos netos actuales de la unidad familiar de los futuros inquilinos.

  

En todo caso, se tendrá en cuenta las rentas previstas por VIVA en función de su protocolo de actuación. De esta manera, se ampliará el importante parque de viviendas en alquiler que está gestionando la sociedad municipal.

 

En el comunicado se ha recalcado que el Plan Municipal de Suelo y Vivienda de Valladolid 2012-2015 recoge expresamente, dentro de sus ejes estratégicos, el de fomentar el mercado de viviendas en alquiler a precios asequibles.

  

VIVA tiene actualmente en alquiler 8 promociones y un total de 144 viviendas. Se han producido del orden de 60 rotaciones con 60 inquilinos nuevos, seleccionados a través de un procedimiento objetivo y transparente.

  

La sociedad ha puesto en marcha el programa de alojamiento de jóvenes estudiantes universitarios solidarios en colaboración con la Universidad de Valladolid, centrado en ofrecer a los jóvenes universitarios viviendas en alquiler a precios asequibles, por debajo de las rentas de VPO, a cambio de que éstos presten servicios a los demás, a través de determinadas iniciativas culturales o deportivas. Como mínimo, existe un estudiante en cada una de las promociones en alquiler.

  

Asimismo, el programa VIVA Social atiende a las familias en situaciones económicas más difíciles, para las que ofrece doce viviendas que "se encuentran totalmente ocupadas", con rentas de entre 50 euros a 140 euros al mes.

 

ESTUDIO DE LOS BARRIOS

  

Finalmente, se ha aprobado el convenio con la Universidad para la realización de un estudio conjunto de los barrios de Valladolid, un trabajo va a servir para tener un conocimiento más profundo de las características de los barrios en dos aspectos como la accesibilidad y la eficiencia de los edificios, que VIVA considera "fundamentales" y que "influyen en la calidad de vida de los propios vecinos".

  

Este trabajo es, como han apuntado fuentes municipales, "complementario" de los estudios que, desde el punto de vista más amplio y general, se realizan dentro de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana. El estudio permitirá planificar las intervenciones municipales en materia de rehabilitación en el medio y largo plazo y, por lo tanto, podrá desempeñar un papel fundamental en la elaboración del futuro Plan Municipal de Suelo y Vivienda de Valladolid

  

Además, va a tener un carácter eminentemente práctico y servirá para acometer con claridad, oportunidad y eficacia proyectos futuros de rehabilitación de edificios y barrios en materia de eficiencia energética y accesibilidad, muchos de ellos financiados a través de fondos europeos y estatales.