Villanubla sufre un descenso de pasajeros del 68,5% en julio

El interior del aeropuerto de Villanubla

El aeropuerto de Burgos es el único de Castilla y León que ha visto aumentar el número de pasajeros en el mes de julio.

El mes de julio ha vuelto a ser un mes de caídas en lo que respecta a la recepción de pasajeros para el aeropuerto de Villanubla con una caída cercana al 70%. Además no se han registrado tráfico de mercancias alguno.

 

El aeropuerto de Burgos es el único de Castilla y León que ha visto aumentar el número de pasajeros en el mes de julio, hasta casi duplicarlos respecto al mismo mes del año anterior, mientras que el resto han registrado caídas, según los datos publicados este miércoles por Aena y consultados por Europa Press.

 

En concreto, el aeródromo burgalés tuvo un aumento de pasajeros del 95,1 por ciento, hasta alcanzar los 3.204, mientras que en lo que va de año su incremento se sitúa en el 28,4 por ciento, con 12.937 pasajeros.

 

En cuanto al resto de aeropuertos castellanoleoneses, la mayor caída de viajeros en julio ha correspondido al de Salamanca, con un 87,3 por ciento menos y 262 pasajeros; seguido del de León, un 76,9 por ciento menos y 1.526 pasajeros, y el de Valladolid, que ha experimentado un descenso en el número de viajeros del 68,5 por ciento para quedarse en los 7.650.

 

En el acumulado del año, el aeropuerto de Valladolid presenta una caída del 71,2 por ciento y una suma de 42.808 pasajeros; el de León ha perdido un 68 por ciento de pasajeros hasta quedarse en los 12.338, y el de Salamanca presenta un disminución del 88,9 por ciento para situarse en 1.318 viajeros.

 

Por lo que se refiere a las operaciones, Burgos tuvo en julio un incremento del 624,5 por ciento con 1.833 (5.616 en el acumulado del año que supone un aumento del 225 por ciento), mientras que Salamanca las vio aumentar un 15,9 por ciento con 1.200 operaciones en julio (3.199 en el acumulado del año que refleja un descenso del 49,1 por ciento), y León, un doce por ciento más con 335, si bien en lo que va de año ha sufrido una caída del 52,8 con sólo 795 operaciones.

 

Por el contrario, Valladolid tuvo un descenso de operaciones en julio del 13,6 por ciento con 520 (1.371 en el acumulado del año para una caída del 59,3).

 

Ninguno de los cuatro aeródromos de la Comunidad registró tráfico de mercancías en julio, mientras que en los siete primeros meses del año pasaron por el de Valladolid 1.442 toneladas (un 83,3 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior) y 56 por el de Burgos (un 99,9 por ciento menos), mientras que ni León ni Salamanca presentan movimientos en 2020.