Cyl dots mini

Villalar de los Comuneros y Castromonte ya tienen nuevas normas urbanísticas

La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo ha aprobado la modificación puntual de las Normas Urbanísticas Municipales de Villalar de los Comuneros, presentada por el Ayuntamiento, para delimitar un Área de Regeneración Urbana y se cumpla con lo establecido en el Plan Estatal de vivienda 2013-2016 y con la Ley 7/2014 de 12 de septiembre.

 

La delimitación incluye la totalidad del suelo urbano y reclasifica parte de la Campa de suelo rústico a suelo urbano con destino de dotaciones públicas y con una superficie de 173.426 metros cuadrados, inferior al 10 por ciento de la superficie total.

 

Según ha informado la Delegación Territorial de la Junta en un comunicado recogido por Europa Press, se justifica en la memoria que el ámbito delimitado cuenta con edificaciones que en algunos casos no cumplen los requisitos mínimos de habitabilidad y las viviendas necesiten, además, una adecuación en materia de barreras arquitectónicas. Se incluyen además, actuaciones en materia de infraestructuras, a nivel municipal.

 

También se incluye parte de la Campa, reclasificada de suelo rústico a suelo urbano, una inclusión que se justifica en la necesidad de adecuación y desarrollo de cara a una mayor utilización y fomento ante la proximidad de la celebración del 500 aniversario de la Batalla de Villalar.

 

Por otro lado, este organismo ha aprobado también las Normas Urbanísticas Municipales de Castromonte para dar respuesta a las necesidades advertidas en las distintas actividades del municipio y atender al actual estado de desarrollo residencial tanto de carácter permanente como estacional.

 

Según han recordado las mismas fuentes, Castromonte contaba hasta ahora con unas Normas Subsidiarias aprobadas en 1998 que fueron modificadas puntualmente en 2002 por lo que se estimaba necesaria una revisión debido al tiempo transcurrido.

 

El término municipal cuenta con dos enclaves de suelo urbano, el núcleo de Castromonte y el de la Santa Espina, el primero con 223 edificios residenciales y el segundo con 58 y un número total de habitantes de 332 personas, según censo de 2013.

 

Se ha propuesto clasificar el suelo urbano y rústico y no se incluye la clasificación de suelo urbanizable "al no considerarlo adecuado dada la dinámica poblacional y edificatoria escasa y a que no se considera razonable la delimitación de nuevos enclaves".

 

Se han incluido como suelo urbano todos los suelos que cumplan los requisitos legales para poder ser incluidos en dicha clasificación y se ha delimitado el suelo urbano en sus dos categorías, urbano consolidado y no consolidado, aunque este último solo se desarrolla en la Santa Espina y con un único sector.

 

Por otro lado, la Comisión Territorial ha otorgado autorizaciones para el uso excepcional de suelo rústico para la ejecución de tres proyectos: un huerto de bonsáis y aviario doméstico, en Tudela de Duero; una nave apícola y un aula para uso cultural, turístico y pedagógico, en Valoria La Buena, y un secadero de jamones y paletas, en San Miguel del Arroyo.

 

En cuanto a asuntos medioambientales, la Comisión ha informado de forma favorable y aprobado las correspondientes declaraciones de impacto ambiental para el desarrollo de tres proyectos de parques eólicos, los de 'San Blas' y 'Teso Pardo', en los términos municipales de Valverde de Campos, Castromonte, La Mudarra, Medina de Rioseco y Valdenebro de los Valles, y el de 'Aerogenerador en el Cerro del Águila', en Valladolid.

 

Igualmente, la Comisión ha aprobado la propuesta de Informe de Impacto Ambiental del proyecto de estación depuradora de aguas residuales (EDAR) en el término de Rueda, promovido por la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León S.A., por no tener "efectos significativos" sobre el medio ambiente en los términos establecidos en el propio informe.