VÍDEO: ¿Respetan los conductores en el centro de Valladolid el límite de velocidad por la contaminación?

El Ayuntamiento ha descendido a 30 km/h el máximo al que los vehículos pueden circular por el centro histórico de la ciudad, aunque el control de esta medida no queda muy claro.

Los elevados niveles de contaminación en Valladolid han llevado al Ayuntamiento a tomar medidas para tratar de descenderlos. En la mañana del pasado miércoles Luis Vélez, concejal de Movilidad, avanzó que desde el Consistorio se estaban planteando limitar el límite de velocidad en el centro a 30 km/h, algo que se ha convertido en una realidad este mismo jueves.

 

Así, el casco histórico tendrá un límite el jueves y viernes de 30 km/h para intentar reducir los niveles. Esta medidad afecta a los dos carriles, por ejemplo, que van desde la plaza del Poniente hasta Fuente Dorada. Uno de ellos ya tenía ese máximo, cuando parte de la vía se convirtió en un ciclocarril.

 

El Ayuntamiento dio a conocer la medida cerca de las 11:00 horas de este jueves, cuando muchos ciudadanos ya se encontraban en las carreteras de la capital realizando sus respectivos desplazamientos. Entonces, ¿cómo pueden conocerla? La realidad es que en uno de los puntos de entrada al centro, la plaza de Poniente, no había ninguna señal que informara del importante cambio. Por ello, los medios de comunicación y las redes sociales han sido, en este caso, los únicos canales por los que enterarse.

 

Por lo tanto, ante la pregunta de si los conductores han respetado el límite en estas primeras horas, la respuesta, por desconocimiento en algunos casos, es clara: no. Bien es cierto que el tráfico en esa vía concreta no siempre permite pisar el acelerador, pero también lo es que muchos vehículos han superado el límite.

 

Un agente de la Policía de Valladolid se encontraba por la zona, concretamente en la salida del parking de la Plaza Mayor, pero su cometido parecía el de un día cualquiera, regulando el tráfico en las horas centrales del día. En ese sentido, sin un control real de la medida, todo apunta a que esta queda en la concienciación de que los conductores limiten su velocidad para contribuir al objetivo final: no cerrar el centro a los vehículos. Ante ello, desde el Consistorio apuestan por utilizar el transporte público o desplazarse en bicicleta o caminando.

Noticias relacionadas