VÍDEO: Irrumpe en una boda en Valladolid al grito de "Alá es grande"

Un marroquí de 22 años trató de sembrar el miedo en la iglesia de San Pablo, pero los invitados lograron reducirlo y entregarlo a la Policía.

Lo trataron de calmar, ante la incertidumbre. Era una persona que, en medio de una boda en San Pablo, irrumpió al grito de 'Alá es grande'. Los invitados supieron mantener la calma y, entre varios, lograron reducir al individuo que más tarde fue entregado a la Policía.

 

Este es el vídeo grabado por uno de los asistentes. Se puede ver como el hombre, desde el altar, trata de infundir el miedo mientras que algunos de los invitados pretenden calmarlo, ante la duda de si portaba o no armas. Entre varios de los presentes, y tras un intento de fuga, logran reducir al asaltante.

 

La Policía a identificado a esta persona, un marroquí de 22 años con antecedentes policiales pero ninguno vinculado al terrorismo.

Noticias relacionadas