Verstappen da la sorpresa en el territorio de Hamilton y Mercedes

Un error en la parada en boxes privó al madrileño Carlos Sainz de entar en meta entre los diez primeros.

El piloto neerlandés Max Verstappen (Red Bull) dio la sorpresa este domingo y se adjudicó el Gran Premio 70º Aniversario, quinta prueba del Mundial de Fórmula 1, mientras que el español Carlos Sainz (McLaren) no pudo puntuar por segunda carrera consecutiva.

 

Gracias a una perfecta gestión de los neumáticos, quebradero de cabeza de nuevo para las 'flechas plateadas', Verstappen se hizo con el triunfo, su noveno en la F-1, superando con maestría y estrategia a los dos Mercedes, ganadores hasta ahora de todas las carreras y que se tuvieron que conformar con completar el podio con el inglés Lewis Hamilton, segundo, y el finlandés Valtteri Bottas, tercero.

 

Por su parte, no fue de nuevo un positivo Gran Premio para Carlos Sainz, que se quedó otra vez sin puntuar, siete días después de perder una valiosa cuarta plaza en las vueltas finales por un pinchazo. En esta ocasión, un error en su primera parada de 'boxes', demasiado lenta, echó a perder su estrategia y sus opciones de estar entre los diez primeros, finalizando decimotercero.

 

Los neumáticos habían sido los grandes protagonistas el pasado domingo en la primera de las dos carreras que acogía de forma consecutiva el trazado de Silverstone, pero pese a ello, y a quedarse incluso sin una rueda en la última vuelta, el actual campeón del mundo se había hecho con el triunfo por delante de Verstappen, que de no haber entrado unas vueltas antes a buscar el punto extra por la vuelta rápida, se habría quedado con el éxito.

 

Pero el de Hasselt y Red Bull fueron mucho más inteligentes que sus rivales, a los que dejaron un tanto cariacontecidos, por su estrategia y el rendimiento que ofrecieron sus monoplazas con los neumáticos. Pirelli había variado los compuestos y las presiones en busca de evitar lo sucedido hace unos días, pero muchos coches volvieron a sufrir, entre ellos los dos Mercedes, y esta vez Verstappen no desaprovechó su ocasión.

 

Para empezar, el neerlandés fue de los que apostó por los neumáticos duros, mientras que Bottas y Hamilton lo hacían con medios. El finlandés aguantó desde la 'pole' a su 'jefe' y comandó la carrera, pero Verstappen sí le arrebató la tercera plaza al Racing Point del alemán Nico Huelkenberg. Sainz, otro que puso duros de inicio, se situó undécimo y deseoso de que su estrategia pudiese dar sus frutos.

 

Ya desde el principio, los Mercedes evidenciaron sus problemas con las gomas y el Red Bull, en cambio, 'volaba' sobre la pista sin aparentar ningún daño, por lo que ya pronto se empezó a vislumbrar que Verstappenn podría ganarles por la mano a sus rivales. Y en cuanto estos entraron, tomó el mando y poco a poco dejó claro que era el favorito para el triunfo si no mediaba error de por medio.

 

NUEVO INFORTUNIO PARA SAINZ

 

A base de vueltas rápidas y una conducción magistral, el tercer clasificado del campeonato afianzó su triunfo. En su parada para cambiar a medios, salió por detrás de Bottas, pero apenas tardó segundos en pasar al finlandés y lanzarse a por Hamilton, que aún debía de entrar.

 

El británico lo hizo para el tramo final y salió cuarto por detrás del monegasco Charles Leclerc (Ferrari), que fue de los que apostó por una parada con éxito. Con los neumáticos más 'frescos', el hexacampeón del mundo adelantó al monegasco y luego tampoco tuvo problemas para deshacerse de Bottas.

 

Pero Verstappen ya era inalcanzable y este ganó metiéndole más de once segundos en meta, aunque Hamilton sigue firme líder del Mundial con 107 puntos, 30 por delante del neerlandés, nuevo segundo clasificado con cuatro puntos de ventaja sobre el otro Mercedes.

 

Por su parte, no fue un domingo positivo para McLaren, que perdió en detrimento de Ferrari su tercera plaza en el Mundial de Constructores, por un escaso margen de dos puntos. El británico Lando Norris arañó dos puntos con su novena plaza, pero Sainz volvió a toparse con el infortunio, esta vez en su primera parada.

 

Su equipo no estuvo lo rápido que se necesita en estas acciones y el madrileño perdió un tiempo precioso que le impidió sacar partido a su estrategia. El piloto español salió muy rezagado, en la decimotercera plaza, y con mucho tráfico, y sin tampoco un 'MCL35' puntero, fue capaz de remontar hacia los puntos, repitiendo decimotercera plaza y quedándose undécimo en el Mundial con 15 puntos. Correr en casa (Montmeló) la próxima cita, debe servirle de revulsivo para volver a ser protagonista.