Verano “dramático” para los hoteles de Valladolid

Las reservas en julio rondan el 25% de la ocupación hotelera, cuando el año pasado se encontraba en torno al 65%

“Ahora mismo la situación es bastante dramática”, así ha descrito el presidente de la Asociación de Hoteles de Valladolid, Francisco Posada, el panorama en el que se encuentra envuelto el sector hotelero de la ciudad con la irrupción del Covid-19. La incertidumbre ante posibles rebrotes, así como la cancelación de diversos eventos en el municipio debido a la pandemia son un problema al que se añade  el tener que repartir la poca afluencia de turismo entre los diversos establecimientos que han abierto sus puertas este verano.

 

“La ocupación que tenemos en los hoteles en julio va a rondar el 20% o el 25%, cuando el año pasado estábamos en torno al 65%. Posada ha indicado que el ritmo de las reservas se ha paralizado debido a los rebrotes que está habiendo en diversos lugares, por lo que el mes de agosto es “una incertidumbre total”. A esto se le suma también el inconveniente de tener que “repartir entre pocos el movimiento de turistas”, pues se ha decidido abrir el 90% de los alojamientos de la ciudad.

 

“Nosotros hemos decidido apostar por el turismo de nuestra ciudad, tenemos constancia de que posiblemente Valladolid sea de las capitales de España que en tantos por ciento tenga más hoteles disponibles”. Por esto, señala Posada, se da la necesidad de repartir la escasa demanda entre la abundante oferta existente. “Sabemos que hay otras capitales en las que posiblemente haya más ocupación que en Valladolid, evidentemente debido a que hay muchos hoteles que aún no han abierto”.

 

Muchas actividades y grandes eventos que se suelen celebrar en la ciudad vallisoletana en los días de verano se han visto truncadas por la llegada a nuestras vidas del Covid-19. Algunos encuentros se han aplazado, otros se han cancelado directamente y otros, como las esperadas Fiestas de Valladolid, están pendientes de un hilo que amenaza con romperse de un momento a otro. “Si al final las fiestas no se celebran nos afectará de manera negativa”.

 

El presidente de la Asociación de Hoteles de Valladolid ha denotado el considerable impacto que supone todo esto para el sector hotelero, dependiente del turismo en la ciudad. “Influye prácticamente todo, cualquier noticia de cancelación o modificación de cualquier evento con respecto a su disponibilidad hace que al final  la ocupación se resienta”.

Noticias relacionadas