Cyl dots mini

Veevo exporta su éxito desde Valladolid a Barcelona con un segundo centro en la Ciudad Condal

En septiembre abrirá un nuevo gimnasio boutique en el centro de Barcelona, que se suma al actual de la calle Muntaner, y la empresa maneja otras opciones para seguir creciendo en Madrid.

Veevo cumplirá este año dos años desde su apertura en Valladolid (calle Perú) y el proyecto ideado por el empresario Alex Catalina vuelve a dar un paso más hacia su consolidación con el nacimiento de un nuevo espacio en el centro de Barcelona. La marca ya cuenta con uno en la calle Muntaner, pero la apuesta ahora es mucho más ambiciosa con el objetivo de estrenar el buque insignia de Veevo en pleno Eixample, en la confluencia entre Consell de Cent con Balmes.

 

Este nuevo centro tendrá muchas similitudes con el original de Valladolid. Sus instalaciones contarán con 1.000 metros cuadrados y una distribución en tres salas con el objetivo de aportar mayor entidad a algunas de sus actividades, como la recientemente implantada de yoga o el boxeo

 

La aventura de Alex Catalina camina con pasos sensatos que van dando forma a un modelo de negocio único en Valladolid y novedoso en España. Veevo se define como un centro de fitness boutique que ofrece “un método de entrenamiento propio, creado por profesionales específicamente para desarrollar en nuestros centros", señala este empresario iscariense que acumuló su experiencia profesional para crear su propio proyecto. "En Veevo queremos que cada sesión sea especial y diferente. Para nosotros es esencial el sentido de pertenencia, que nuestros usuarios se sientan bien tratados, atendidos por su nombre, cuidados en todos los sentidos", añade.

 

Veevo está basado en un sistema tarifario por uso y dispone de una web y una app a través de la cual se realizan el 90% de las ventas. Sus entrenamientos combinan, en una sesión de 45 minutos, trabajo funcional, fitboxing y meditación, con el que se consumen cerca de 1.000 calorías por sesión para todo tipo de público que puede elegir, además, otros entrenamientos más específicos de boxeo, balance o, desde este mes de febrero, el yoga. 

 

La nueva apertura de Barcelona supondrá el tercer espacio de Veevo desde su nacimiento en Valladolid. Alex Catalina apunta hacia un crecimiento muy medido con Madrid en el horizonte después de diferentes contactos. "Es  un objetivo, pero no nos obsesiona. Queremos hacer las cosas bien y crecer con las garantías de ofrecer siempre los mejores servicios. Estamos atentos a nuevas localizaciones y locales adecuados", comenta. 

 

El proyecto de Veevo se basa en el modelo de gimnasio boutique, una corriente que sus impulsores consideran que aún no ha explotado en España. “En el sector se habla del concepto boutique pero el usuario aún no lo ha integrado como un modelo más de negocio dentro del fitness. Se ve como gimnasios de pequeñas dimensiones con una estética cuidada. Creo que en Veevo estamos bien posicionados para cuando llegue ese momento".