Vecinos de La Rondilla en Valladolid toman el San Juan de la Cruz para evitar su demolición

Un grupo de vecinos de La Rondilla se ha colado dentro del vallado colocado en el antiguo edificio del colegio del san Juan de la Cruz en su última intentona de evitar que derriben el inmueble que se convertirá en futuras oficinas de la Seguridad Social.

 

El colegio, cerrado desde 1999, se valló la pasada semana y se anunciaba su inminente derribo, probablemente este lunes. Los vecinos han querido quemar así su último cartucho para impedir lo que vienen denunciando en los últimos meses: su derribo. La Policía Nacional vigila a estas horas el lugar.

 

Solicitan que el inmueble no se demuela y pueda convertirse en centro cívico. Incluso, el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, ha escrito una carta al ministerio pidiendo que se conserve el edificio.