Valladolid y el alfoz suman más de 300 'puntos rojos' o los lugares más peligrosos para circular

Un estudio realizado por la Fundación Línea Directa concluye que la zona sur del alfoz es más peligrosa, en municipios como Arroyo, Tudela, Simancas, Laguna o La Cistérniga. 

Valladolid y su alfoz, especialmente en la zona sur con municipios como Arroyo, Tudela, Simancas, Laguna de Duero o La Cistérniga, concentran más de 300 puntos ‘rojos’ de tráfico. Se trata de lugares donde se han producido dos o más accidentes de gravedad en circulación urbana tal y como recoge un estudio de elaborado por Fundación Línea Directa, que analiza la siniestralidad urbana en los últimos años.

 

En estas zonas de la ciudad y de los diferentes municipios de la provincia se señalan en un mapa interactivo y se alerta del alto riesgo de sufrir un choque de consecuencias importantes tanto en lo material como en lo físico. El centro de la ciudad, las rondas, entre otros lugares, son espacios habituales donde se producen los accidentes. Aunque como se puede apreciar, el mapa aparece salpicado de adevertencias en rojo. 

 

Qué son los 'puntos rojos'

 

Este nuevo término, 'puntos rojos', se suma a otros ya conocidos para calificar la peligrosidad de una carretera o un tramo concreto, como son el clásico 'punto negro' (que la DGT ya casi no utiliza), el tramo de concentración de accidentes o las carreteras en rojo o negro que marcan estudios como EuroRAP. En todos ellos se trata de identificar aquellos lugares en los que tenemos más probabilidad de sufrir un accidente con consecuencias materiales o físicas de gravedad.

 

En el caso de los 'puntos rojos', identifican lugares de las vías urbanas donde se han producido dos o más accidentes en los dos últimos años que se hayan saldado con daños importantes en los vehículos o lesiones relacionadas con los siniestros urbanos como esguinces cervicales.

 

Las conclusiones corresponden al último informe de la Fundación Línea Directa, elaborado con datos de 500.000 accidentes de tráfico con víctimas entre 2013 y 2017 y otros 70.000 partes de la aseguradora del mismo nombre. Se incluyen todos los accidentes graves en ciudad, aquellos en los que, debido a su intensidad, el vehículo no ha podido circular posteriormente por sus propios medios, lo que incluye lesiones personales de todo tipo.

 

El accidente más común en vía urbana suele ocurrir en rotondas y cruces por alcance trasero o por impacto lateral, generalmente causados por distracciones y por no respetar la distancia de seguridad o la prioridad en la vía. En cuanto al vehículo, los daños materiales más habituales se producen en la parte trasera y delantera del coche, concretamente en los parachoques y en las aletas, con un coste medio de 1.200 euros. En cuanto a las lesiones más frecuentes, los esguinces cervicales (65%) son los daños corporales más frecuentes, seguidos de las hernias discales (15%) y los esguinces de rodilla (10%).

 

 

Plataforma ciudadana

 

Según indica el director general de la Fundación Línea Directa, Francisco Valencia, la siniestralidad urbana se ha convertido en la "gran olvidada" en materia de seguridad vial. Por ello, la entidad ha impulsado una plataforma propia donde todos los usuarios puedan reportar los lugares más peligrosos para circular en ciudad ('https://www.fundacionlineadirecta.org/puntos-rojos').

 

La ciudadanía puede denunciar la existencia de estos lugares introduciendo la dirección en la página web de la Fundación Línea Directa o geolocalizando el punto a través del ordenador, tablet o smartphone, de forma completamente anónima y sencilla. Además, se puede adjuntar una breve explicación sobre el Punto y aportar una fotografía del lugar. Tras validar el 'punto rojo' y subirlo a la página web, la fundación reportará a la Administración competente su localización, para que valore su reparación.

TE PUEDE INTERESAR:

Noticias relacionadas