Valladolid Toma la Palabra sigue trabajando sus elecciones primarias

Los cuatro candidatos de Valladolid Toma la Palabra, con el periodista moderador José María Francisco en el centro. JUAN POSTIGO

Este viernes tuvo lugar un encuentro entre los cuatro posibles cabezas de lista a la alcaldía de la ciudad, al que acudieron cerca de doscientas personas para plantear sus preguntas.

Valladolid Toma la Palabra sigue quemando etapas para elegir a su candidato a la alcaldía de la ciudad. Este viernes, casi como continuación del encuentro que tuvo lugar el miércoles, los cuatro posibles cabezas de lista se dieron cita en el Centro Cívico Bailarín Vicente Escudero con unas doscientas personas para responder a sus cuestiones y seguir perfilando el programa. Y las conclusiones, según aseguraron varios asistentes, fueron más que positivas.



Con el periodista José María Francisco como moderador, Rosalba Fonteriz, Manuel Saravia, Pablo Gerbolés y Francisco García dieron a conocer altos y claros sus pensamientos, con el objetivo de convencer a aquellos posibles electores (el censo de personas que podrán votar a estos cuatro se cerró el miércoles con unas 1.500 personas) para unos comicios que tendrán lugar por internet desde el próximo lunes al viernes y de manera presencial el sábado, de manera que el posible a la alcaldía de la ciudad se descubrirá este último día.



Las ideas puestas en común fueron muchas, y nunca mejor dicho lo de puestas en común. Pese a que los cuatro 'contendientes' explicaron por turnos sus pensamientos, la mayoría eran compartidos, o al menos muy parejos. A saber; modelo de ciudad sostenible, con participación ciudadana, protagonismo cultural y acciones sociales por doquier. La intensa lluvia gris que caía en Valladolid parecía ir contracorriente de la ilusión que ponían todos los candidatos para poner en claro sus proposiciones.

 



Primero Fonteriz, luego García, después Gerbolés, por último Saravia. Era el turno de que el nombre de la coalición de partidos formada por Izquierda Unida y Equo hiciera honor a su nombre y dejara que los asistentes tomaran la palabra con sus preguntas, siempre después del pertinente aplauso.



La primera. ¿Cuál será su modelo para la gestión del agua? "Es preocupante, lo ideal sería quitarlo de las manos de la empresa privada que lo lleva", explicó García, mientras que Gerbolés se mostró partícipe de "algo similar". Y así, para otros tantos servicios públicos, siempre con "unas condiciones laborales decentes para los trabajadores". Lo cierto es que no hubo mucho debate en este sentido en toda la reunión, simplemente respuestas a preguntas con poca dispersión de opiniones.



Problemas de cultura, de igualdad, de género, de ciudadanía, deportivos, de gestión de recursos, de posibles pactos... Un amplio espectro en el que siempre o casi siempre salieron otros nombres como los del PP, el PSOE, Podemos o Ciudadanos. Todo listo para el importante paso que empezará el lunes con los votos de los 1.500 electores.