Valladolid tiene una tasa de incidencia de 19,1 casos por 10.000 habitantes

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha incidido en este argumento para apoyar las nuevas medidas que afectarán a la provincia

Las Zonas Básicas de Salud de Valladolid y provincia casi cuadruplican la tasa de incidencia por COVID de Zamora, mientras que baja la edad media de los ingresos en cuidados intensivos a 64,8 años.

 

Estos son dos de los aspectos en los que ha incidido la consejera de Sanidad, Verónica Casado, durante su comparecencia en rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno que se ha celebrado este martes. La responsable ha hecho una radiografía de la situación de las zonas básicas de salud.

 

Así, ha explicado que Zamora es la que presenta 'mejores' números, con una incidencia acumulada (IA) en los últimos siete días de 5,6 casos por cada 10.000 habitantes. "Son números estables con ligera subida", ha matizado. "Durante el mes de julio han sido muchos los días en que la provincia de Zamora no ha declarado ningún caso. Una tendencia que ha cambiado a inicios del mes de agosto, pero declarándose un número de casos bajo, y sin apenas incrementos destacables. En la última semana se han detectado un total de 98 casos", apunta.

 

Valladolid es la que mayor tasa de incidencia tiene con 19,1 casos por 10.000 habitantes. En la última semana se han detectado un total de 928 casos en toda la provincia (505 en Valladolid Oeste y 423 en Este). "Si bien, a día de hoy, las zonas básicas del medio rural no poseen una situación compleja, no ocurre lo mismo en las zonas básicas de carácter urbano. Durante estas semanas en la ciudad se han producido diferentes brotes, cuyas características sociodemográficas, han facilitado un mayor impacto de la enfermedad y han complicado el rastreo de casos y contactos", explica Casado que recuerda que Delicias I (21,21 IA), Delicias II (24,72 IA), Valladolid Rural I (51,79 IA), Peñafiel (25,53 IA) y Tordesillas (56,7 IA) son los que peores datos presentan.

 

Los hospitales de la provincia soportan una presión asistencial heterogénea. Mientras que el Hospital de Medina del Campo cuenta con cuatro pacientes COVID, el Hospital Universitario Río Hortega cuenta con 34 pacientes ingresados, de los cuales, cuatro en la UCI, mientras que el Hospital Clínico, cuenta con 35, de los cuales, seis en la UCI.

 

Por último, ha alertado del "cambio de perfil" en los ingresos en cuidados intensivos con una edad media cada vez "más baja". Ahora mismo se encuentra en 64,8 años con pacientes en edades comprendidas entre los 38 y los 85 años. Además, ha apuntado, el 75 por ciento de ellos se encuentran intubados.