Valladolid tiene la tasa de criminalidad más alta de Castilla y León

Imagen de la reunión de la comisión de Asistencia a la Delegada del Gobierno.

La provincia registra 31,4 infracciones penales por mil habitantes, por encima de la media de Castilla y León (29,3), pero por debajo de España (43,2).


 

Castilla y León volvió a confirmar, una vez más, que se encuentra entre las comunidades autónomas más seguras de España, como así atestiguan los últimos datos de criminalidad respecto del periodo entre enero y octubre del presente año en los que se produjo un descenso del 3,4 por ciento en el índice de criminalidad (infracciones penales).

 

El dato fue analizado durante la reunión ordinaria de coordinación de la Comisión Territorial de Asistencia a la Delegada del Gobierno en Castilla y León celebrada este martes presidida por la máxima responsable de este departamento, María José Salgueiro, y de la que forman parte los subdelegados del Gobierno en las nueve provincias de la Comunidad.

 

Los referidos datos de criminalidad corroboran la tendencia positiva de la tasa correspondiente en Castilla y León, es decir, las infracciones penales (delitos y faltas) por cada mil habitantes: los últimos datos señalan que Castilla y León tiene una tasa de criminalidad de 29,3 infracciones penales por cada 1.000 habitantes, casi catorce puntos por debajo de la media nacional (en España, 43,2 infracciones penales por cada 1.000 habitantes).

 

Esta tasa de criminalidad es la mejor de los últimos doce años en Castilla y León, lo que sitúa a esta región entre las más seguras de España.

 

Por provincias, la tasa de criminalidad, a fecha 31 de octubre de 2016, es la siguiente: Ávila, 29,2; Burgos, 30,5; León, 31,1; Palencia, 23,3; Salamanca, 29,2; Segovia, 28,8; Soria, 25,4; Valladolid, 31,4, y Zamora, 24,2 infracciones penales por cada mil habitantes.