Valladolid termina de despedirse de la Navidad

Los operarios han comenzado a desmontar la gran bola que coronaba la calle Santiago.

Justo un mes ha pasado desde Nochebuena, y a pesar de las rebajas, el comienzo del nuevo año y las inscripciones en los gimnasios, Valladolid parecía resistirse a despedir la Navidad. Hasta este jueves.

 

Los operarios de la empresa encargada de la iluminación navideña han comenzado esta mañana a desmontar la gran bola de Navidad que coronaba la calle Santiago, bajo la que los viandantes podían pasar y ha ilustrado un gran número de instantáneas durante los últimos compases del 2018.

 

A pesar de que ya no se iluminaba desde el pasado 7 de enero, la gran estructura seguía manteniendo el espíritu navideño mucho después de que concluyeran las fiestas. Esta retirada de la bola se suma a la de las luces que aún colgaban sobre las cabezas de los vallisoletanos en las principales calles, así como el gran arbol de Navidad de la Plaza Mayor. 

 

Aun así queda un pequeño resquicio para los que quieren que las navidades duren los 365 días del año: el tiovivo clásico sigue colocado en la Plaza Mayor.

Noticias relacionadas