Valladolid sufre la “mentira” de las casas de apuestas: “Hay personas que creen que las va a solucionar la vida"
Cyl dots mini

Valladolid sufre la “mentira” de las casas de apuestas: “Hay personas que creen que las va a solucionar la vida"

Fotos: TRIBUNA / Lukas Dzimidas

La lucha contra el vicio y las adicciones de este tipo continúa en la provincia vallisoletana con Ajupareva como principal protagonista dentro de su labor de concienciación

El peligro de la ludopatía sigue intacto en la sociedad. Valladolid, como el resto de provincias, tiene que aguantar sus consecuencias porque, en la mayoría de las ocasiones, la falta de capacidad de una persona para afrontar los problemas de la vida, dicho sea de paso, conlleva a tomar decisiones erróneas, aunque, en ese momento, no se piense así. El ejercicio de analizar el problema no se llevó a cabo y el arrepentimiento llega, por estas razones, meses después.

 

La Asociación de Jugadores Patológicos Rehabilitados de la capital (Ajupareva) intenta evitar que esta circunstancia vuelva a suceder. “Tratamos al año unas 100 familias. Es totalmente psicológico. Hay cosas que les unen como el intento de evasión de los problemas. La mayoría piensa que si no lo hacen, sus amigos les va hacer de menos”, reconoce el presidente, Ángel Aranzana, en declaraciones a Tribuna Valladolid.

 

“Esos miedos que tienen, les llevan a estar desconectados y a dejar a la familia en un segundo o tercer plano. Carecen entonces de habilidades sociales y, por eso, se dejan arrastrar. Pueden perder el control y se pueden ver inmersos en buscar dinero sea donde sea robando, incluso, a sus propios padres. Por lo tanto, la personalidad es clave porque si esa persona la hubiera tenido, ya habría dicho que hasta aquí hemos llegado”, añade.

 

SU RELACIÓN CON EL DEPORTE

 

La práctica deportiva sirve ya no solo para mejorar el aspecto físico, sino también para reforzar la función del aspecto mental o psicológico y así evadirse de cualquier tipo de problema. Aranzana, en este sentido, comparte la idea, pero cree que la casa de apuestas está relacionada más con la “publicidad”, ya que “no es un establecimiento de ocio sano”.

 

“Hay anuncios que dicen a las personas que si saben mucho, pueden ganar el suficiente dinero como para vivir de las apuestas. Es todo una mentira. No significa que si te ha salido una vez bien, la siguiente, también.  Al chaval joven que ha conseguido una suma de dinero de 200 euros, ya le han engañado. Piensa que cada día puede ganarlo y es una percepción irreal. Ellos no ven las pérdidas, solo ven los beneficios. La mejor opción es que no entre y si entra, que salga desplumado para evitar la tentativa de querer entrar después”, afirma.

 

Además, la Asociación insiste en la “distancia” que tendría que haber entre los locales de juegos y los centros educativos y deportivos. “Debería tener unos metros de separación considerables, estaré en contra siempre de que esté cerca de una zona donde haya niños, reconoce.

 

Con todo y con ello, Ajupareva tiene en mente lanzar una nueva campaña en 2022 cuando tenga “suficientes fondos” para concienciar a las personas de la labor que llevan a cabo convirtiendo, como principal objetivo, el problema de la ludopatía en solución.