Cyl dots mini

Valladolid será sede del XII Congreso Nacional de la Abogacía

Se celebra cada cuatro años, en esta ocasión en mayo del 2019, y es la cita más importante para los profesionales del Derecho y la Justicia.

Valladolid ha sido elegida como sede del XII Congreso Nacional de la Abogacía que se celebrará en mayo de 2019. Así lo ha decido este viernes el pleno del Consejo General de la Abogacía que se ha decantado por la propuesta del Colegio de Abogados de Valladolid (ICAVA).

 

El Congreso Nacional de la Abogacía se celebra cada cuatro años y es la cita más importante para los profesionales del Derecho y la Justicia. Un encuentro que ha logrado reunir a una media de 1.500 congresistas en las últimas ediciones, según informa la organización a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

En los diferentes congresos celebrados por la Abogacía Española se ha podido impulsar la creación y modificación de su normativa institucional, estatutos, organización del consejo y de los colegios profesionales, así como el impulso del código deontológico. Un congreso en el que se analizan y se da respuesta a los cambios producidos, pero siempre bajo el imperativo del respeto al Estados de Derecho y a las libertades fundamentales.

 

El último Congreso Nacional de la Abogacía tuvo lugar en Vitoria-Gasteiz en 2015, bajo el lema 'Por una sociedad más justa. 100 años de Congresos de la Abogacía'. El anterior se celebró en Cádiz en el año 2011 y tuvo como trasfondo el Bicentenario de la Constitución de 1812; un texto histórico que sirvió como punto de partida para debatir el futuro de la profesión.

 

UN CONGRESO HISTÓRICO

 

El I Congreso Nacional de la Abogacía tuvo lugar en San Sebastián en 1917, donde los abogados de toda España sentaron las bases de la futura institución que regularía y velaría por la profesión, el Consejo General de la Abogacía Española. Ya entonces se solicitó la regulación del acceso a la profesión, una reivindicación que ha tardado más de 90 años en fructificar con la aprobación de la Ley de Acceso y su entrada en vigor el 1 de noviembre de 2011.

 

Tras San Sebastián, pasaron 15 años hasta que los abogados volvieron a reunirse, en el año 1932, esta vez en Madrid en tiempos de la II República. El Consejo General de la Abogacía se crearía once años después de este Congreso, en 1943, detalla el comunicado.

 

Durante la dictadura franquista, tan sólo se celebraron otros dos congresos, el III Congreso Nacional de la Abogacía, que tuvo lugar en Valencia en 1954, y el cuarto, celebrado en León en 1970 y que es recordado como el 'Congreso de la Ruptura', pues la Abogacía decidió abrir sus puertas a la sociedad comprometiéndose a modernizar sus estructuras, haciendo especial hincapié en la defensa de los derechos humanos y las libertades de todos los ciudadanos, estableciendo además, los cimientos del Estatuto General de la Abogacía de 1982.

 

La siguiente cita tuvo lugar en 1989 en Palma de Mallorca, donde se certificó un cambio en las estructuras colegiales; a la que siguió A Coruña en 1995, donde se tomaron numerosos acuerdos en relación a la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita que se aprobó en 1996 y donde además se acordó celebrar un Congreso cada cuatro años.

 

En 1999, Sevilla, el último Congreso del milenio, fijó los cimientos de la Ley de Acceso a la Abogacía. En Salamanca, en 2003, la Abogacía Española puso en marcha su ambicioso Plan de Modernización Tecnológica.

 

En el IX Congreso Nacional de la Abogacía, que tuvo lugar en Zaragoza en 2007, se hizo especial hincapié en la función social del abogado, en la defensa de los derechos humanos, así como en la necesidad de salvaguardar los principios esenciales de la Abogacía, que aseguren el pleno ejercicio del derecho de defensa, y que son la libertad, la independencia y la competencia de los abogados. En X congreso se celebró en Cádiz (2011) y el XI en Vitoria (2015), concluye el comunicado.