Valladolid se tiñe de naranja con motivo del Día Mundial de la Salud Mental

El movimiento asociativo Salud Mental España, al que pertenece El Puente Salud Mental Valladolid, quiere hacer visible la necesidad de una mayor inversión en recursos para atender la salud mental

La ciudad de Valladolid se ilumina este viernes de naranja con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra cada año el 10 de octubre, y bajo el lema 'Salud Mental y bienestar, una prioridad global'.

 

El movimiento asociativo Salud Mental España, al que pertenece El Puente Salud Mental Valladolid, quiere hacer visible la necesidad de una mayor inversión en recursos para atender la salud mental y reclama que estas inversiones sean una prioridad para las administraciones públicas a todos los niveles.

 

Con la iluminación del Ayuntamiento de Valladolid y la Cúpula del Milenio en color naranja, identificativo de la salud mental, y la colocación de una pancarta en la pasarela del Museo de la Ciencia, el Puente Salud Mental Valladolid quiere recordar a la sociedad la importancia de reforzar y consolidar una estructura de atención y prevención en salud mental.

 

"Debido a la COVID-19 este año no hemos podido realizar el tradicional encuentro del Día Mundial de la Salud Mental, lo que no nos resta fuerza y determinación para hacer visibles las aún muchas, por desgracia, necesidades que deben cubrirse en torno a la salud mental de nuestra sociedad", reivindica Jesús Corrales, presidente de El Puente Salud Mental Valladolid.

 

Personajes y representantes públicos han querido, en esta ocasión, unirse al movimiento asociativo a través de vídeos y fotografías, en las diferentes plataformas digitales, para ceder su voz y hacer suyas las principales reivindicaciones en salud mental.

 

Un ejemplo es el de Rafi Romero, concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Valladolid, que ha recordado la importancia de "visibilizar la lucha por la salud mental, más en épocas como la actual, en plena pandemia por la Covid, donde estamos viviendo una situación novedosa que nos afecta de manera especial a muchas personas".

 

FRAGILIDAD DE LA SALUD MENTAL

 

Desde el movimiento asociativo se quiere destacar la realidad que la pandemia provocada por el COVID-19 ha sacado a la luz, con mayor fuerza que nunca, y que es la fragilidad de la salud mental y la necesidad de prestarle atención de urgencia.

 

Un informe sobre políticas acerca del COVID-19 y la salud mental, publicado por las Naciones Unidas el pasado mes de mayo, revela que la pandemia de COVID-19 ha puesto de manifiesto "la necesidad de aumentar urgentemente la inversión en servicios de salud mental si el mundo no se quiere arriesgar a que se produzca un aumento drástico de los trastornos psíquicos".

 

Si a esto se añade que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada cuatro personas en el mundo ha tenido, tiene o tendrá un problema de salud mental a lo largo de su vida, y que los trastornos mentales serán la primera causa de discapacidad a nivel mundial en el año 2030, el escenario de la salud mental se presenta bastante desolador, si no se ponen en marcha las soluciones y las medidas necesarias.

 

Frente a esta situación, agravada por la pandemia de COVID-19, desde El Puente Salud Mental Valladolid y, junto a todo el movimiento asociativo Salud Mental España, se quiere poner de relieveuna serie de reivindicaciones desde una perspectiva transversal que abarca el empleo, la educación, la sanidad, la discriminación, pobreza, exclusión social, la discapacidad, etc; cuestiones que en su conjunto abarcan toda la conceptualidad del bienestar y consideradas como un prioridad global para la sociedad.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: