Valladolid registra la segunda tasa de paro más baja del tercer trimestre en Castilla y León

Oficina de empleo de Plaza del Poniente. DAVID LOZANO

Además, cuenta con una tasa de actividad del 57,47 por ciento y 227.100 ocupados, la tercera más elevada de la región.

Valladolid terminó el tercer trimestre de este 2018 con 24.800 parados, lo que supone una tasa del 9'86%. Estos datos sitúan a la capital del Pisuerga en el segundo lugar de las provincias de Castilla y León con el porcentaje más bajo.

 

La tasa de paro más baja se registró en Soria (un 7,84 por ciento y 3.400 parados), seguida de Valladolid, con el 9,86 por ciento (24.800 parados), seguida de León (10,10 por ciento y 20.600 parados); Burgos (10,14 por ciento y 17.500 personas sin trabajo); Palencia (11,52 por ciento y 8.300 desempleados); Segovia (11,45 por ciento y 8.500 parados); Salamanca (13,27 por ciento y 20.500 personas sin empleo); Ávila (15,26 por ciento y 11.000 parados) y Zamora (15,60 por ciento y 12.300 parados).

 

Por su parte, la tasa de actividad más elevada se ha registrado en Burgos (57,88 por ciento y 155.000 ocupados), seguida de Segovia con un 57,76 por ciento y 66.000 ocupados; Valladolid con una tasa de actividad del 57,47 por ciento y 227.100 ocupados; Salamanca con una tasa del 54,42 por ciento y 133.600 ocupados; Palencia con una tasa del 53,46 por ciento y 64.100 ocupados; Ávila con un 53,45 por ciento y 61.000 ocupados y Soria con unta tasa de actividad del 53,23 por ciento y 40.200 ocupados.

 

Por debajo de esta tasa de ocupación se sitúa Zamora con una tasa del 51,79 por ciento y 66.600 ocupados y León con una tasa de actividad del 40,80 y 183.100 parados.

 

EN LA COMUNIDAD

 

El número de parados en Castilla y León bajó en 7.400 personas en el tercer trimestre del año, un descenso del 5,48 por ciento, frente a una caída nacional 4,70 por ciento, lo que sitúa el total de desempleados de la Comunidad en 127.000 y supone una tasa de desempleo del 11,30 por ciento sobre la población activa (por debajo de la media nacional, que fue del 14,55 por ciento), según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogidos por Europa Press.

 

En comparación con el mismo trimestre del año anterior la evolución del paro en Castilla y León cayó un 14,02 por ciento (20.700 parados menos).

 

En cuanto a la población activa, Castilla y León registró un descenso en el tercer trimestre de 2018 de un 0,92 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, con 10.400 activos menos aunque en comparación con el segundo trimestre de este año se han registrado 4.300 activos más, lo que supone un incremento del 0,38 por ciento.

 

Así, en el tercer trimestre de 2018 la población activa de Castilla y León se situó en 1.124.000 personas, lo que colocó la tasa de actividad en el 54,88 por ciento (58,73 por ciento a nivel nacional). De los activos, 997.000 están ocupados, lo que representa un 1,18 por ciento más que en el segundo trimestre del año, con 11.700 activos más.

 

Respecto al mismo trimestre del año anterior la población activa ha crecido un uno por 1,04 por ciento, ya que hay 10.300 activos más que entre julio y septiembre de 2017, cuando se registraron 986.700 activos.

 

Por sexos, la tasa de actividad entre los hombres se situó en el 61,38 por ciento (64,86 por ciento a nivel nacional), con 556.700 varones ocupados y 62.100 en paro (la tasa de desempleo para este colectivo es del 10,04 por ciento frente al 13,12 del resto de la nación).

 

Entre las mujeres la tasa de actividad en Castilla y León se situó en el 48,58 por ciento (52,93 por ciento en España), con 440.400 mujeres ocupadas y 64.900 en paro (la tasa de desempleo fue del 12,84 por ciento frente al 16,22 por ciento de España).