Cyl dots mini

Valladolid recupera la nostalgia del verano gracias al Intro Festival

D.Á.

Coque Malla, Xoel López, Izal, Sidecars y Sidonie evocaron en el diciembre vallisoletano esos festivales que durante los meses de junio, julio y agosto mueven masas en España.  

Días de luz eterna, de manga corta, de paseos y terraza, y de buena música cada fin de semana. El verano es la época del año donde los festivales de música emergen, cobran valor y toman protagonismo. Es su hábitat natural, el espacio que los corresponde por antonomasia. 

 

Por eso no deja de sorprender que Valladolid, ciudad tan de costumbres, se haya saltado el guión. Y haya consolidado, ya en su quinta edición y con todos los tickets vendidos, el Intro Music Festival donde, este 1 de diciembre, han actuado algunos de los grupos con más pegada en el etiquetado como panorama 'independiente'.

 

Coque Malla era el encargado de inaugurar la jornada. El recinto de la Feria de Muestras abriga del frío y crea esa atmósfera que cualquier 'festivalero' reconocería, y ya desde por la mañana la gente respondió, celebridades incluidas: junto al director artístico del evento, el cómico Dani Martínez, se dejaron ver el también humorista Julián López y los jugadores de baloncesto Sergio Llul y Rudy Fernández.

 

Después prolongó la hora del vermut el cantautor Xoel López. Qué capacidad tiene el gallego para intimar con su público aún en grandes formatos como este. Sus letras son mágicas, y al mismo tiempo que te habla desde el corazón, te pone a bailar. Repasó los grandes éxitos de su repertorio, incluidos los de su último disco 'Sueños y pan', sin olvidar una de esas canciones elevadas a la categoría de himno, 'Que no' de su etapa con Deluxe.

 

Xoel López, durante su actuación. D.Á.

 

Ya por la tarde, tras Jhana Beat y Nunatak, llegó al escenario principal Sidecars. Los directos de la banda madrileña son un derroche de energía, saben conectar con su público, y en cada actuación dan lo mejor de sí mismos. Por méritos propios se han ganado su hueco entre los principales grupos nacional, y festival tras festival, show tras show, devuelven a sus fans todo lo bueno que reciben.

 

Sin embargo, el plato fuerte estaba por llegar. Su presencia es sinónimo de afluencia masiva de público a un nivel que, en estos momentos, dentro de este ámbito musical (el 'indie mainstream' que causa furor), está al alcance de Vetusta Morla y poco más. Izal llegó a Valladolid para cerrar el periplo de festivales antes de comenzar su gira propia (que también tendrá parada en la ciudad del Pisuerga, el 29 de junio de 2019) e hizo vibrar a los miles de asistentes con un repertorio con mucha 'Autoterapia', pero también repaso a sus otros álbumnes. 

 

Pasaban las 00 horas, pero quedaba mucho Intro que disfrutar. Muy esperada fue la llegada de Sidonie al escenario, la banda barcelonesa liderada por Marc Ros que este 2018 cumple su veinte aniversario. No faltó su nuevo single 'Maravilloso', ni su reedición de 'Fascinado', ni muchos de los éxitos que han marcado la trayectoria del grupo. Un verdadero incendio el de Sidonie, que tiene talento innato y que se adueña del escenario, y de la pista de baile, como pocos grupos saben hacer. Es difícil no salir con la adrenalina disparada de sus conciertos.

 

Y, para cerrar, turno de los murcianos Varry Brava, para que a quienes les quedase algo de energía en el cuerpo a esas alturas acabasen agotados. Gracias al Intro Music Festival el invierno en Valladolid sabe un poco más a verano, al menos por un día.

 

Fotografía durante el concierto de Izal. INTRO MUSIC

 

Noticias relacionadas