Valladolid recibe el ecofeminismo de la mano de Angélica Velasco
Tribuna mini Saltar publicidad
800x800 file
Cyl dots mini
Poste izquierdo file

Valladolid recibe el ecofeminismo de la mano de Angélica Velasco

Inauguración Congreso ecofeminismo 2019

La ciudad de Valladolid siempre ha sido un lugar referente en cuanto a medidas de desarrollo sostenible y medio ambiente. Por ello, el ecofeminismo comienza a cobrar importancia.

¿Qué es el ecofeminismo? Angélica Velasco, profesora de ética y filosofía política en la Universidad de Valladolid, puede responder sin tapujos a esa pregunta puesto que desde hace varios años es investigadora y especialista en ética ambiental y la praxis del cuidado para la sostenibilidad y el ecofeminismo. Lo que quiere decir que se establece una conexión entre el feminismo y el cuidado y los derechos de los animales

 

“Ecofeminismo es una combinación entre la corriente del feminismo que entiende que hay unos puntos de contacto entre la dominación de las mujeres y la dominación de la naturaleza y de los otros animales. Otra definición también sería la corriente del feminismo que observa que hay que analizar desde la perspectiva de género nuestra forma de relacionarnos con la naturaleza”, explica Velasco

 

 

Valladolid cuenta con multitud de medidas medioambientales, como los toldos ecológicos o la instalación de plantas depuradoras de agua o reciclaje. Sin embargo, no existen suficientes medidas para explicar el concepto, por lo que sucede mucha desinformación al respecto.

 

Velasco relata: “Yo organicé junto con el Departamento de Filosofía y la Cátedra de Estudios de género en 2019 una conferencia en la Facultad de Filosofía y Letras  y claro, tuvo muchísimo éxito porque la gente tiene muchísima desinformación al respecto”.

 

Velasco considera que existe una relación indiscutible entre el feminismo y los derechos con los animales y eso es lo que más llama la atención a la gente y suscita su interés, por ello, relata que “el ecofeminismo nos está diciendo que deberíamos establecer puentes entre teoría y práctica feminista, ética ambiental y la animal. Lo que ya se esta viendo, es decir no solo hablar de nuestra relación con la naturaleza sino que dentro de la naturaleza hay seres que sienten; los animales. Por lo tanto, todas las corrientes de todas las pensadoras ecofeministas de un modo u otro atienden a la conexión de cómo nos comportamos con los animales”.

 

Para terminar de definir su visión del ecofeminismo y su relación con los derechos de los animales, Velasco incide en que "las mujeres hemos sido animalizadas a lo largo de la Historia y, desde ahí se nos ha privado de derechos como a los animales que se les considera seres inferiores. Actualmente, sigue sucediendo perfectamente, los videoclips serían el perfecto ejemplo donde a la mujer, al igual que a los animales, se la ve como un ser inferior”.

 

Para llegar a más personas y que éstas entiendan el verdadero significado del ecofeminismo y, por ende esa relación entre los animales, la naturaleza y las mujeres, desde su posición de profesora en la UVa, Velasco plantea diferentes “charlas, talleres , congresos, encuentros con comida vegana, encuentros con una alimentación libre de una tortura animal y conferencias” que se realizarían a lo largo del curso académico. Asimismo, imparte una asignatura optativa de ‘ecofeminismo y ética ambiental’ en Palencia. Dicha asignatura, también es bien recibida por la corriente universitaria puesto que al haber cada vez más mujeres feministas el concepto de ‘ecofeminismo’ incita a saber más sobre ello.

 

Cómo se conecta la lucha feminista con la defensa de la naturaleza sería el resumen de cómo se podría ver el ecofeminismo. Por ello, Velasco en su libro 'La ética animal. ¿Una cuestión feminista? ' relata que "cambiar las relaciones de dominación por vínculos de cuidado y amor constituye toda una declaración de intenciones".

 

"Pasar de la indiferencia ante el sufrimiento de los animales a la aceptación de su relevancia moral y a un comportamiento consecuente con esta convicción supone una transformación radical en el carácter y en el compromiso con los principios de justicia, así como con los valores del cuidado, que podrían considerarse, ahora sí, realmente universales”.

Comentarios

Látigo 19/08/2021 10:22 #8
Pisar, cortar o dañar toda planta con nombre femenino debería castigarse con pena de cárcel por machismo botánico. Y si es un machirulo, pena de muerte por homicidio forestal.
Ansurez 19/08/2021 10:08 #7
Con semejantes personajes no es de extrañar que mucha gente se piense el mandar sus hijos a la universidad
HP 19/08/2021 06:45 #6
Lo que???🤣🤣🤣🤣Me rio por no llorar!! Todo lo que nos pase es poco!! ME LO LLEVO…..
Reverendo 18/08/2021 22:37 #5
Y digo yo que si no habría una habitación de sobra en algún psiquiátrico por ahí perdido para esta tipa... porque está para que la encierren.
Giliprogre 18/08/2021 21:06 #4
"No hay negocio más lucrativo que luchar por derechos que ya se tienen en nombre de opresiones que no existen y con el dinero de a los que se les califica opresores". Para esto dan los votontos y las votontas de estos chiringuitos.
2 18/08/2021 20:59 #3
La cantidad de gente que vive del cuento.
Torrente 18/08/2021 20:14 #2
Mas valdría gastar el dinero en las mujeres maltratadas de verdad y no que se lo lleven estas parásitas el chochocharlas
Legionario 18/08/2021 19:51 #1
"las mujeres hemos sido animalizadas a lo largo de la Historia y, desde ahí se nos ha privado de derechos como a los animales que se les considera seres inferiores". Ya sólo con esta frase sobra realizar comentarios a toda esta sarta de sandeces.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario:

Poste derecho file