Valladolid premia a los deportistas españoles en una Gala con color femenino

Mireia Belmonte recoge su premio, en presencia de Jesús Álvarez. A. MINGUEZA
Ver album

Mireia Belmonte, Lydia Valentín, Ruth Beitia, Eva Calvo y Alhambra Nievas, entre las galardonadas en el evento celebrado en el Teatro Calderón.

Tras meses de preparación, Valladolid tuvo su Gala Nacional del Deporte, gracias a la iniciativa de la Asociación de la Prensa Deportiva de la ciudad, que reunió a los deportistas más laureados en 2016. El Teatro Calderón fue testigo de un evento en el que las mujeres tuvieron un reconocimiento especial tras los Juegos Olímpicos de Río.

 

Con la batuta de Jesús Álvarez y Estefanía Rey, la Gala se desarrolló durante poco más de dos horas que dieron para mucho. El alcalde Óscar Puente fue el encargado de abrir el telón asegurando que "Valladolid es una ciudad que vive el deporte por los cuatro costados". "Esta Gala es una enorme oportunidad para seguir proyectando que es la ciudad del deporte", apuntó.

 

Después, Josep María Fusté, representante del Barça; las 'Guerreras de la Arena', campeonas del Mundo por primera vez; la selección femenina de hockey patines, pentacampeona mundial; El Salvador y VRAC, por la organización de la pasada Copa del Rey de rugby;  y Alhambra Nievas, mejor árbitra de rugby del mundo, inauguraron la lista de premiados y, uno tras otro, subieron al escenario.

 

El primer punto de inflexión llegó cuando el exjugador de fútbol Roberto Carlos, en representación del Real Madrid, acudió a recoger el premio. El mago Jorge Luengo comenzó a deleitar a los espectadores con diferentes trucos y el brasileño fue su primera 'víctima' con una Quiniela especial, ya que la hicieron algunos de los asistentes. Al Real Valladolid le pusieron "un uno claro", mientras que Óscar Puente se decantó por el empate entre el Córdoba y el Zaragoza.

 

 

Alfedro Relaño, del diario As; Rafa Paz y Francisco, del Sevilla FC; Antonio Escribano, Premio Nacional de Medicina Deportiva; Mariano Haro, con el galardón de Leyenda del Deporte; y Vicente del Bosque, quien se llevó un fuerte aplauso, dieron pie a los protagonistas olímpicos. El "triplete" de baloncesto en Río 2016, con medallas en categoría masculina, femenina y adaptada, se encargó de abrir la veda.

 

Saúl Craviotto y Cristian Toro también fueron reconocidos. Aunque el segundo no pudo asistir, el primero se encargó de ensalzar su deporte: "El piragüismo lo hizo muy bien y estoy muy feliz". Lo mismo sucedió en taekwondo, puesto que Yoel González estuvo ausente. Pero Eva Calvo representó a la disciplina tras su buena actuación el pasado verano.

 

De chicas siguió el evento, con las campeonas de gimnasia rítmica, la berciana Lydia Valentín (también 'víctima' del mago), la nadadora Mireia Belmonte y la saltadora Ruth Beita. Esta última, reciente plata en el Campeonato Europa de Belgrado, por razones obvias fue baja, pero dejó un mensaje al que también respondió el público con muchos aplausos.

 

El ciclista Carlos Coloma, los deportistas paralímpicos y todos los de Castilla y León fueron los útlimos premiados de una Gala que no acabó ahí. Jorge Luengo volvió a dejar asombrados a los presentes con unos trucos que sufrieron el seleccionador nacional de fútbol, Julen Lopetegui, y las chicas de gimnasia rítmica. El alcalde de Valladolid estuvo a punto de vivirlo en primera persona, pero lo esquivó en el último momento.

 

El grupo musical Celtas Cortos y una representación teatral de la época de Carlos V, presente durante todo el evento, pusieron fin a una Gala que no terminaron de ver Mireia Belmonte, las campeonas de gimnasia rítmica y Eva Calvo, ya que, por diversos motivos, se marcharon antes del final. Eso sí, no se perdieron la tradicional foto de familia con el resto de premiados, ya que esta fue un simple selfie sacado por Jesús Álvarez.