Cyl dots mini

Valladolid pone veto al botellón en fiestas con fuertes medidas de seguridad

Fotos: @AyuntamientoVLL

En rueda de prensa el Óscar Puente ha dejado claro que al suspenderse cualquier actividad multitudinaria como el pregón o los conciertos se intensificará la vigilancia y los controles para evitar garandes concentraciones en moreras, al igual que se hizo en la noche de San Juan.

Las fiestas de Valladolid no solo se caracterizan por los conciertos, la Feria de Día y las Casetas Regionales, sino también por los macrobotellones que se forman en la playa de las Moreras y alrededores a lo largo de toda la semana. Miles de jóvenes se unen para beber desde primeras horas de la tarde hasta altas horas de la madrugada.

 

Ahora con la suspensión de los festejos y  por precaución ante el avance de la pandemia y los rebrotes que se están originando, Óscar Puente se ha mostrado claro y contundente y ha asegurado en rueda de prensa que suspenderse cualquier actividad multitudinaria como el pregón o los conciertos se intensificará la vigilancia y los controles para evitar garandes concentraciones en moreras, al igual que se hizo en la noche de San Juan.

 

Por ello se ha pensado en implantar un dispositivo especial para impedir el acceso al entorno del Pisuerga donde tradicionalmente se celebra el macrobotellón. Es previsible que se opte por un dispositivo parecido al de San Juan, con un el vallado de la zona y una vigilancia especial por agentes de la Policia Municipal y Protección Civil.

 

El objetivo de las medidas restrictivas es disuadir a las personas de cualquier tipo de reunión masiva. La situación de emergencia sanitaria obliga al Ayuntamiento de Valladolid a adoptar todas las medidas necesarias para prevenir más contagios y evitar un retroceso en la lucha contra la pandemia.

 

A pesar del éxito del operatvio realizado durante la noche de San juan, fueron muchos los jóvenes que decidieron reunirse para realizar el botellón en otras zonas de la ciudad, que también fueron vigiladas por los agentes municipales. Aquella noche se registraron hasta 36 denuncias y se espera que eso sirva como aviso para no celebrar este tipo de reuniones.

Noticias relacionadas