Valladolid pierde el color verde en el mapa del Covid-19: Esguevillas y Villafrechós ya son zonas naranjas
Cyl dots mini

Valladolid pierde el color verde en el mapa del Covid-19: Esguevillas y Villafrechós ya son zonas naranjas

Las 41 Zonas Básicas de Salud de Valladolid ya están teñidas de naranja o rojo.

El medio rural ha dejado de ser un territorio inexpugnable para el coronavirus en esta segunda ola de la pandemia. El mapa Covid-19 de Valladolid se ha quedado sin uno de los tonos de la gama de colores que marca el nivel de incidencia, y de preocupación, por la situación de la provincia.

 

En realidad, la segunda ola de coronavirus está disparada en Castilla y León de manera general y, en las horas previas a la posible aprobación del toque de queda, ya no quedan zonas 'limpias' de Covid.

 

De esta manera, la provincia ha perdido sus dos últimos feudos libres de Covid-19 como eran Esguevillas de Esgueva y Villafrechós. Así, las 41 Zonas Básicas de Salud de Valladolid ya están teñidas de naranja o rojo.

 

Estos dos últimos reductos llevaban semanas sin registrar casos pero en los últimos días la situación ha dado un vuelco a pesar de que apenas tienen casos en estas zonas. En el último informe de la Junta, la ZBS de Esguevillas registra dos positivos, mientras que la de Villafrechós, cuatro.

 

A la lista de zonas que más preocupan en la provincia por el avance del coronavirus se han unido en la última jornada las áreas de Serrada, Cigales, Valladolid Rural I y Peñafiel, tal y como señaló la consejera de Sanidad, Verónica Casado, quien, además, ya había advertido de la situación crítica en la zona de Medina de Rioseco, donde se ha sumado un gran número de positivos en los últimos días. Además, en la localidad homónima se ha detectado un brote con más de 40 positivos en un residencia de mayores.

 

En los últimos días también se ha notificado un brote relacionado con el ámbito social en la localidad de Ceinos de Campos, en la zona básica de Villalón de Campos. Es otro de los focos activos que más preocupan en el momento ya que contabiliza unos 27 positivos, de los que cinco han sido hospitalizados.

 

Por otro lado, se mantienen con restricciones varios municipios de la provincia. En el caso de Pedrajas de San Esteban, que cumple su quinta semana con confinamiento perimetral, la tendencia es a la baja, pero sigue sumando positivos y se tiene una incidencia elevada. Junto a esta villa se confinó en la segunda quincena de septiembre, Íscar, si bien la localidad salió del confinamiento perimetral hace una semana y lleva siete días con medidas de seguridad centradas en el control de aforos. La tendencia en este municipio es también positiva.

 

Medina del Campo ha sido otra de las localidades con restricciones. Aunque también tiene una tendencia positiva, Sanidad ha decidido prorrogar otra semana las medidas de seguridad basadas en el control de aforo. Asimismo, continúa en confinamiento San Pedro de Latarce, donde la evolución es muy favorable.