Valladolid perdió 4.42 habitantes cada día en los últimos 23 años

Hace 23 años, la cifra de empadronados rozó los 337.000 censados, mientras que en 2017 el padrón cayó por debajo de los 300.000, con 37.202 habitantes menos.

La sangría poblacional que está sufriendo Valladolid en las últimas décadas no cicatriza. Por la herida abierta de la despoblación, la ciudad ha perdido en los últimos 23 años (desde 1994) la friolera de 37.202 habitantes, o lo que es lo mismo 4.42 vecinos cada día desde esa fecha.

 

En la década de los 80, la población en Valladolid no fluctuó demasiado y se consolidó en torno a los 330.000 habitantes, aunque la cifra fue aumentando paulatinamente en los últimos años de la década. Así, en 1989, el padrón reflejó que la capital del Pisuerga contaba con 331.461 vecinos. El número de empadronados fue creciendo y en el año 1994 se vivió el punto más álgido de la historia vallisoletana: 336.917 censados.

 

La cifra cayó estrepitosamente tan solo dos años después. Si en 1995, el número de empadronados era de 334.820, en 1996 el descenso llegó hasta los 319.804, una cifra que se mantuvo muy similar (con algunos altibajos) hasta 2007, año en el que la crisis también comenzó a cebarse con el padrón: 316.564 habitantes.

 

No obstante, 2008 y 2009 fueron años de un ligero repunte, tan solo un espejismo, que a partir de 2010 se desvaneció. Desde entonces la caída ha sido contante: entre dos y tres mil censos se han perdido cada año, hasta 2017 en el que Valladolid cayó por encima de la barrera psicológica de los 300.000 habitantes (299.715 censos).